Archivos de la categoría ‘FUERA DE ESPAÑA’

Rastreado en elpais.com

Al final, fue Internet. El FBI y la policía de Sacramento consiguieron poner nombre el miércoles a uno de los mayores violadores y asesinos en serie de la historia de Estados Unidos.

Joseph James DeAngelo, este viernes en su primera aparición ante un juez, en Sacramento. AP

Después de 42 años de búsqueda, con todas las pistas agotadas desde hacía décadas, los investigadores llegaron esa noche hasta un chalet de Citrus Heights, a las afueras de la capital de California, donde encontraron a Joseph James DeAngelo, el Violador de la Zona Este. Este jueves revelaron que la “aguja en un pajar”, como lo definió la fiscal, apareció gracias a una base de datos privada de perfiles de ADN.

La oficina de la Fiscal del Distrito confirmó a la prensa que los investigadores consiguieron finalmente reducir la lista de sospechosos gracias a un servicio privado online. El llamado East Side Rapist o Golden State Killer cometió sus crímenes entre 1976 y 1986, cuando no había grandes bases de datos de ADN de personas con antecedentes. De aquella época, los investigadores conservaban muestras genéticas del desconocido que violó a al menos 45 mujeres y cometió 12 asesinatos.

El viernes, Paul Holes, investigador retirado, confirmó al San Jose Mercury Newsque fue él quien subió el perfil genético del violador a una base de datos abierta, accesible para todo el mundo, llamada GEDmatch.com. La empresa, basada en Florida, permite a cualquiera subir su perfil genético para compararlo con otros usuarios voluntarios de la plataforma.

La obtención del perfil genético es uno de los servicios de moda en Silicon Valley. Las empresas más conocidas, como 23andme.com, Ancestry.com y MyHeritage.com, negaron el jueves que la policía les haya pedido colaboración en el caso del Golden State Killer. Sus servicios son cerrados para sus usuarios. Sin embargo, hay bases de datos abiertas donde la gente puede buscar a sus familiares. GEDmatch es de las más populares y tiene unos 800.000 perfiles genéticos.

El ADN recogido hace más de tres décadas nunca había coincidido con ningún otro de las bases de datos policiales en estos años. Holes confirmó que subió el antiguo perfil genético sin nombre al servicio privado, donde la gente participa con la esperanza de encontrar los orígenes de su linaje o familiares lejanos, pero quizá no para que encuentren a sus familiares criminales. Ahí es donde empezaron a surgir árboles genealógicos que coincidían con las antiguas muestras del asesino.

GEDmatch.com confirmó el viernes la información a través de un comunicado. “Aunque no nos ha contactado la policía ni nadie sobre este caso, siempre ha sido la política de GEDmatch informar a los usuarios de que la base de datos puede servir para otros usos”, dice. “Si bien la base de datos fue creada para investigación genealógica, es importante que los que participan en GEDmatch entiendan los posibles usos de su ADN, incluyendo la identificación de familiares que hayan cometido crímenes o hayan sido víctimas de crímenes”.

Fuentes policiales citadas por Los Angeles Times afirman que la búsqueda llegó a reducirse hasta unas cien personas con perfiles similares al Golden State Killer. Entre ellas, se fijaron en un hombre de 72 años: Joseph James DeAngelo. Aparte de tener una edad compatible con los crímenes, había vivido en todos los lugares donde se cometieron: Sacramento, la zona de la Bahía de San Francisco y el sur de Los Ángeles.

El miércoles, la fiscal Anne Marie Schubert incidió mucho en que la pista definitiva había llegado “en los últimos seis días”. Según los nuevos detalles conocidos, cuando los investigadores decidieron centrarse en DeAngelo empezaron a vigilar su casa. Así consiguieron una muestra de ADN directa del sospechoso, de algo que tiró a la basura. Esa primera muestra logró lo que no habían logrado varias generaciones de policías, poner un nombre al ADN del Golden State Killer. Aun así, decidieron buscar una segunda muestra para cerciorarse.

Los resultados definitivos del análisis llegaron el pasado lunes, informa The Sacramento Bee. El martes, se emitió la orden de detención. A las 2.30 de la madrugada del miércoles, uno de los mayores esperpentos del panteón de los horrores de Estados Unidos tenía por fin nombre: Joseph James DeAngelo.

Los primeros cargos contra DeAngelo van a ser los asesinatos de una pareja en Rancho Cordova, Sacramento, en 1978. Pero se espera que empiecen a llegar peticiones de cargos desde los otros tres condados donde cometió sus decenas de crímenes con los que aterrorizó California a finales de los 70.

DeAngelo apareció por primera vez ante un juez este viernes, en los juzgados de Sacramento, en una vista preliminar. Con aspecto cansado y en silla de ruedas, apenas habló para decir que entendía los cargos contra él y que va a ser representado por un abogado de oficio.

Anuncios

Rastreado en elpais.com

Entraba de noche, mientras sus víctimas dormían, a través de una ventana abierta o una puerta trasera. Ni un ruido. De pronto, estaba en el dormitorio. Las despertaba con una linterna sobre la cara, un cuchillo y una amenaza de muerte. Inmediatamente, se encontraban maniatadas.

Si había un hombre en la habitación, también lo ataba. Después, arrasaba la casa y violaba a la mujer. Esta es la descripción, sin detalles, que hace el FBI de los crímenes del Violador de la Zona Este. En total, 45 violaciones y 12 asesinatos entre 1976 y 1986. Después, se desvaneció. El FBI y a policía de Sacramento, California, aseguran que lo han capturado este miércoles, tras cuatro décadas de misterio.

El sospechoso se llama Joseph James DeAngelo. Según adelantó The Sacramento Bee y confirmaron las autoridades en rueda de prensa, fue detenido en la madrugada del miércoles (hora local) en Citrus Heights, a las afueras de la capital californiana, en relación con dos asesinatos investigados por el sheriff del condado de Ventura. Tiene 72 años. A lo largo de los años, se le ha llamado East Area Rapist, Golden State Killer y The Original Night Stalker.

“La respuesta siempre estuvo en el ADN y siempre estuvo aquí, en Sacramento”, dijo en rueda de prensa la fiscal del condado, Anne Marie Schubert, acompañada de todas las agencias de seguridad que han trabajado el caso desde hace cuatro décadas. Schubert recordó que ella era niña cuando comenzaron los crímenes en el este de Sacramento, y cómo la ciudad cayó presa del terror en aquellos años. “Para muchos de nosotros ha sido personal”, dijo.

Las autoridades no detallaron de qué forma se llegó a la identificación de DeAngelo a partir del ADN. Solo dijeron que la pista definitiva que llevó a la detención llegó en los últimos seis días. La orden de detención fue emitida el martes.

El sheriff de Sacramento, Scott Jones, describió la escena cuando los agentes llamaron a la puerta de DeAngelo, en la barriada de Citrus Heights, 40 años después de sus primeros crímenes en esta misma zona. “Parecía confundido”. Jones confirmó que DeAngelo había sido policía entre 1971 y 1979. Es decir, sus primeros crímenes los cometió siendo agente de policía en activo en Auburn, California. El sospechoso tiene familia. Jones solo confirmó que tiene hijos mayores de edad.

Una víctima del violador, Jane Carson-Sandler, aseguró al diario The Island Packet que dos investigadores la contactaron este miércoles. “Estoy superada por la alegría”, dijo. “He estado llorando y sollozando”.

Carson-Sandler fue la quinta víctima del Golden State Killer. El 5 de octubre de 1976, a las 6.30 de la mañana, se despertó en su cama con un cuchillo de cocina en el pecho y una orden: “Cállate o te mato”. Un hombre con pasamontañas estaba sobre ella. Su hijo de tres años estaba junto a ella. “Cállate o te mato”, repitió el hombre, mientras dejaba un rastro de sangre sobre su pecho con la punta del cuchillo. “Solo quiero tu dinero”.

El hombre no hizo ningún intento de buscar ningún dinero. Con calma, empezó a cortar tiras de las sábanas. Les tapó los ojos y la boca a ella y a su hijo. La ató de pies y manos. Ella pudo oír cómo el hombre agarraba a su hijo y lo quitaba de la cama, quizá lo llevó a otra habitación. Entonces, la violó.

Las violaciones como esta comenzaron en el verano de 1976 en los suburbios de Sacramento. El violador apenas se llevaba pequeños objetos de valor de las viviendas. En 1978, una pareja fue asesinada a tiros cuando paseaba a su perro en Rancho Cordova, otra barriada de la capital. Se le atribuyen decenas de violaciones y asesinatos entre ese año y 1981. Los crímenes cesaron hasta que en mayo de 1986 una chica de 18 años fue violada y asesinada en Irvine, en el sur de California. Es el ultimo crimen atribuido al Golden State Killer. Los casos fueron conectados recientemente gracias al ADN.

El pasado mes de febrero se publicó el libro I’ll be gone in the dark, en el que la periodista Michelle McNamara contaba su investigación sobre el caso. El libro se situó como el número 1 en la lista de no ficción de The New York Times. McNamara falleció repentinamente en 2016 a la edad de 46 años. Era la esposa del cómico Patton Oswalt. HBO está rodando una serie sobre la investigación. “Creo que lo has atrapado, Michelle”, tuiteó Oswalt este miércoles tras conocerse la noticia.

En 2016, el FBI dio una conferencia de prensa para hacer un último intento de reactivar el caso y buscar posibles pistas nuevas. Publicó toda la información disponible hasta el momento y ofreció una recompensa de 50.000 dólares por cualquier pista que llevara a la captura del Golden State Killer. Además, una serie documental de HLN, Unmasking a killer, reactivó el interés por el caso, uno de los grandes misterios de la crónica negra de Estados Unidos.

Rastreado en www.elmundo.es

La policía de Tennessee ha detenido al hombre, que disparó en la madrugada del domingo contra comensales en un restaurante a las afueras de Nashville (sur de Estados Unidos) dejando cuatro muertos y dos heridos.

“El sospechoso de asesinato Travis Reinking está bajo custodia. Arrestado hace pocos momentos”, anunció la Policía Metropolitana de Nashville en su cuenta de Twitter el lunes. Fue encontrado en una “zona boscosa”, precisó, al tiempo que difundió una fotografía de Reinking en el interior de un coche de la policía.

La detención se produjo gracias a “una información de la comunidad”, aseguró el alcalde de la ciudad, David Briley, en una conferencia de prensa. Reinking, de 29 años, fue capturado tras un largo rastreo en un área entre su casa y el lugar del ataque. “Parecía cansado”, informó el jefe de la policía de la ciudad, Carlos Lara.

El detenido se enfrenta a cuatro cargos por asesinato. Detenido bajo fianza de dos millones de dólares, está previsto que declare el miércoles en los juzgados.

La policía advirtió sobre la peligrosidad de Reinking -originario de Illinois- tras el ataque con un fusil semiautomático AR-15 contra los comensales del restaurante, a donde se presentó semidesnudo, solo vestido con una chaqueta verde. Tras el tiroteo habría huido a su casa, donde habría dejado la chaqueta y tomado unos pantalones, desapareciendo luego en un bosque cercano.

En el restaurante, el atacante fue desarmado por James Shaw, de 29 años, quien fue calificado de héroe por haberle quitado el arma y sacado del restaurante tras una pelea. “Uno no se encuentra con muchos héroes en la vida, Sr. Shaw, pero usted es un héroe. Usted es mi héroe. Salvó vidas”, dijo el director del restaurante el domingo.

Reinking había sido arrestado en la Casa Blanca en julio de 2017, después de entrar en un área vedada, según la policía. Solicitó ver al presidente Donald Trump y se declaró “ciudadano soberano”, términos usados por extremistas antigubernamentales, según el diario local ‘The Tennessean’.

Sus familiares habían expresado preocupación en los últimos meses sobre la conducta y el estado mental de Reinking, quien dijo creer que la cantante pop Taylor Swift lo acosaba, reportó el ‘New York Times’, citando informes policiales.

Después del incidente en la Casa Blanca la policía le rescindió la autorización para el porte de armas en el Estado de Illinois (norte), donde vivía entonces. Se le requisaron cuatro armas, incluido el rifle semi-automático AR-15 que usó en el ataque en Tennessee y se lo entregaron a su padre.

La policía señaló que el padre le devolvió luego las armas a su hijo, una de las cuales no fue encontrada el lunes. El ataque del domingo resultó en la muerte de cuatro personas y dos herid0s. Las autoridades confirmaron que Taurean Sanderlin, de 29 años, Joe Perez, de 20, y DeEbony Groves, de 21, murieron en el restaurante. La cuarta víctima mortal, Akilah Dasilva, de 23 años, murió en un hospital.

Es la segunda vez en pocos meses que Nashville se estremece por un tiroteo. En septiembre un joven de 25 años mató a una persona e hirió a otras seis en una iglesia de la ciudad.

Los estudiantes, que sobrevivieron a la matanza de Parkland (Florida), lanzaron una campaña en favor de endurecer los controles de acceso a las armas con enormes manifestaciones. Además, importantes empresas como Walmart y Dick’s Sporting Goods tomaron medidas para restringir la compra de armas en sus tiendas.

Una encuesta de ABC News/The Washington Post, divulgada el viernes, revela que el 62% de los encuestados apoya una prohibición a nivel nacional a la venta de fusiles de asalto, cuando a mediados de febrero el porcentaje era del 50% y el 45% a fines de 2015. Pero, el tema no ha sido tratado aún por el Congreso.

Rastreado en www.elmundo.es

El estupor se ha apoderado de la ciudad de Toronto ante el caso del que ya se denomina ‘el jardinero asesino de gays’. Bruce McArthur, de 66 años, “plantó” en decenas de macetas los restos de sus víctimas en un caso sin precedentes en la ciudad canadiense.

Agentes inspeccionando una de las casas donde trabajó Bruce Mcarthur (arriba a la derecha). REUTERS

Detenido y acusado de homicidio en primer grado de al menos cinco personas, la Policía de Toronto sigue la búsqueda de víctimas, ya que las autoridades temen que el número sea mucho mayor.

McArthur fue arrestado el pasado 18 de enero y acusado de la muerte de dos personas, Selim Esen, de 44 años, y Andrew Kinsman, de 49, con el que mantenía una relación sentimental.

Sin embargo, este lunes, la Policía añadió tres nuevos cargos, los asesinatos de Majeed Kayhan, de 58 años; Soroush Mahmudi, de 50; y Dean Lisowick, de 47.

Aunque la Policía inicialmente se resistió a calificar a McArthur de “asesino en serie”, las autoridades policiales reconocen ahora que se equivocaron y que el detenido puede ser responsable de muchas más muertes.

Centenares de agentes siguen buscando restos humanos en al menos 30 propiedades donde McArthur ha trabajado los últimos años después de que la Policía descubriese los esqueletos de tres personas en macetas de grandes dimensiones que el jardinero había colocado en una vivienda de Toronto.

Ahora, la Policía se ha incautado de otras doce macetas similares mientras realiza pruebas de ADN a los restos humanos descubiertos para intentar identificar a las víctimas. “Creemos que hay más restos humanos en algunas de estas propiedades y estamos trabajando para recuperarlos”, señaló el detective de la Policía de Toronto Hank Idsinga.

La Policía se enfrenta a fuertes críticas por ignorar durante años las desapariciones de varias de las víctimas, todas ellas conocidas en ambientes homosexuales de la ciudad.

El arresto de McArthur sólo se practicó después de que activistas de la comunidad gay de Toronto estableciesen una campaña para presionar a las autoridades para que investigasen a fondo las desapariciones ocurridas en los últimos años en el barrio gay de Toronto.

“Este es un problema que va mucho más allá de la comunidad gay, es un problema que atañe a toda la comunidad de la ciudad de Toronto”, señaló Idsinga.

“La ciudad de Toronto jamás ha visto algo así, se trata posiblemente de un asesino en serie y ha tomado medidas para cubrir sus huellas”, agregó.

Rastreado en www.abc.es

Un triste suceso sacude Estados Unidos. El cuerpo sin vida de la modelo Sara Zghoul, de 28 años, fue hallado decapitado y descuartizado el pasado domingo en dos maletas dentro del maletero de un BMW en Aloha, en el estado de Oregón, según han informado fuentes policiales.

El pasado jueves, la Policía recibió una llamada alertante de un hombre que aseguraba haber matado a una persona. Al llegar al lugar de los hechos se encontraron con la terrible escena y encontraron al joven con varios cortes en la garganta, que sospecharon que se había autoinflingido él mismo y lo trasladaron a un hospital.

Cuando registraron la vivienda hallaron en el maletero del coche dos maletas que contenían los restos de la modelo descuartizada. Por el momento, el portavoz de la Policía de Washington, Jeff Talbot, no ha querido desvelar más detalles del macabro suceso que ha conmocionado Oregón a la espera de descubrir qué sucedió realmente.

Lo que sí se sabe es que el supuesto sospechoso se mantiene bajo custodia policial a la espera de que se esclarezca el asesinato de la joven.

Rastreado en www.larazon.es

El policía Mijaíl Popkov, condenado en 2015 a cadena perpetua por el asesinato de 22 mujeres, ha reconocido ahora haber matado a otras 60 mujeres entre 1992 y 2007 en una pequeña ciudad de Siberia, lo que le convertiría en el mayor asesino en serie de la historia moderna de Rusia.

image_content_5929619_201701101620191

Las autoridades rusas ya han presentado cargos contra Popkov por 47 de los 60 asesinatos confesados en prisión, tras hallar y exhumar los cadáveres de las víctimas, informó estos días un periódico de la región siberiana de Irkutsk.

El pasado 27 de diciembre, un tribunal de Irkutsk ha prorrogado el arresto del maníaco -que ya cumple cadena perpetua, la pena máxima que se aplica en Rusia-, a la espera de que se celebre el nuevo juicio.

Los investigadores han completado diversos peritajes forenses y han dado por probada la culpabilidad del asesino, que se ha denominado a sí mismo como “El Purgador”, al afirmar que sólo mataba a “mujeres de vida disipada”.

En el juicio celebrado en 2015 se demostró que este depredador -policía en activo hasta 1998- violó y mató al menos a 22 mujeres entre 1994 y 2000 en Angarsk, una localidad de poco más de 230.000 habitantes en la región siberiana de Irkutsk.

Durante aquel proceso, Popkov explicó que recorría de noche las calles de la ciudad en un coche -muchas veces el oficial de la policía-, ofrecía a mujeres que se encontraba por el camino llevarlas a casa y luego sólo “castigaba” a aquellas que aceptaban tomarse una copa con él.

En octubre de 1998, según dijo entonces al tribunal, mató a dos amigas de 19 y 20 años a las que recogió cuando volvían a casa después de un concierto, en el que fue uno de los al menos cinco asesinatos dobles que perpetró durante sus cacerías.

Mientras conducía, “empecé a sentir asco hacia las chicas por su comportamiento despreocupado y quise castigarlas”, relató al detallar cómo apuñaló repetidas veces en la cabeza a una de las jóvenes, y cómo persiguió y mató a la otra, cuando intentaba huir.

“Fue su culpa. Andaban borrachas por la calle en lugar de estar en casa con sus maridos e hijos”, llegó a decir Popkov acerca de sus víctimas.

Sin embargo, dos mujeres que lograron sobrevivir a sus ataques desmintieron esa versión.

Presumió ante sus compañeros de celda “haber matado a más gente que Andréi Chikatilo”, considerado hasta ahora el mayor asesino en serie en la historia de Rusia y la Unión Soviética, con 53 homicidios demostrados por la Justicia.

Los cadáveres de casi todas las víctimas, con edades comprendidas entre los 17 y 38 años, fueron encontrados desfigurados y con señales de violación en cementerios, cunetas y zonas boscosas próximas a Angarsk, una ciudad industrial de Siberia Oriental.

Aunque al menos nueve mujeres fueron asesinadas con un hacha, Popkov, que en la actualidad tiene 49 años, llegó a utilizar todo tipo de objetos para quitarles la vida a sus víctimas, incluidos cuchillos, destornilladores, punzones, garrotas, bates de béisbol y tacos de billar, entre otros.

Años antes de que las autoridades dieran con el asesino en 2012, medios de comunicación que investigaban los crímenes revelaron que la mayoría de las mujeres asesinadas eran de estatura mediana (155-170 centímetros), corpulentas y estaban ebrias en el momento de su secuestro.

Las semejanza física de las víctimas y del “modus operandi” del asesino hizo pensar a la policía que se enfrentaban a un maniaco, pero no fue hasta hace cuatro años cuando los investigadores lograron dar con el monstruo, al que finalmente se identificó gracias a unas pruebas de ADN.

Un perfil psicológico filtrado a la prensa rusa mucho antes de que se encontrara al asesino acertó en muchos aspectos: la policía buscaba a un hombre de entre 30 y 35 años (en la época de los asesinatos), residente en Angarsk, que se llevaba a sus víctimas en un vehículo oficial y que podía trabajar en un cementerio.

Años después se supo que Popkov solía “salir de cacería” al volante de un todoterreno policial, al menos mientras no fue despedido de los órganos en 1998, y que en su tiempo libre se ganaba un extra como enterrador, oficio que ya había ejercido de adolescente en el cementerio en el que también trabajaba su padre.

Aunque su mujer, su hija y sus amigos le definían como “un hombre pacífico, tranquilo y amable, que no haría daño ni a una mosca”, la comisión médica que lo examinó cuando era policía en activo observó “aspectos psicopáticos” en su personalidad, pero inexplicablemente le encontró apto para servir en las fuerzas de seguridad.

Al “Maníaco de Angarsk”, como le puso la prensa rusa, le gustaba cocinar, esquiar en compañía de su mujer y su hija y hacer bricolaje en casa, según los testimonios ofrecidos a la investigación por los amigos que frecuentaban la casa de los Popkov.

A nadie le sorprendía, dada su fama de “manitas”, que llevara en todo momento en cada uno de sus cuatro coches una caja de herramientas repleta de instrumentos que en realidad usaba para cometer los asesinatos.

 

Rastreado en www.libertaddigital.com

Un padre y una madre fueron detenidos este lunes en California (EEUU) y afrontan cargos por tortura tras descubrirse que tenían secuestrados a sus 13 hijos en condiciones insalubres, informaron medios locales.

Los hijos, con edades de entre 2 y 29 años, fueron encontrados atados a las camas y con signos de malnutrición en la casa familiar, según un comunicado de las autoridades del condado de Riverside, en el sur de California.

Los padres, David Allen Turpin, de 57 años, y Louise Anna Turpin, de 49, acusados de tortura y de poner en riesgo a sus hijos, han sido trasladados al centro de detención Robert Presley, con una fianza de 9.000 millones para cada uno.

La Policía descubrió lo que estaba ocurriendo gracias a que una de las víctimas, una joven de 17 años, consiguió escapar del domicilio familiaren la ciudad de Perris y llamó a los agentes desde un teléfono que encontró en la casa.

Según el relato policial, la chica narró que sus 12 hermanos y hermanas estaban secuestrados por sus padres, algunos incluso con cadenas y candados. Entonces, los agentes contactaron a los padres, quienes “fueron incapaces de dar una razón lógica al hecho de que sus hijos estuvieran retenidos de esa manera”, explicaron los policías.

Los agentes se sorprendieron al ver que muchas de las víctimas aparentaban bastante menos edad de la que realmente tienen, probablemente debido a las pésimas condiciones en las que fueron retenidos por sus padres. Por eso pensaron que tenía cerca de diez años la denunciante, de 17, y que todos los hermanos eran menores, pero en realidad siete son adultos de entre 18 y 29 años.

El relato de los policías describe la vivienda familiar del secuestro colectivo como un lugar sucio, donde encontraron a “varios de los chicos atados a sus camas con cadenas y candados en un ambiente oscuro y maloliente”.

Tanto los seis menores como los siete adultos víctimas de este suceso, que según los agentes estaban sucios y parecían malnutridos, reciben tratamiento en hospitales de la zona. La mayoría de ellos dijeron estar hambrientos y enseguida se les proporcionó comida y bebida. Los servicios de protección social colaboran en la investigación.

Según información pública obtenida por medios locales, los padres, que sufrieron dos situaciones de bancarrota, vivían en esa dirección desde 2010 y anteriormente habían residido muchos años en Texas.