Archivos para marzo, 2016

Rastreado en www.univision.com

Identifican a Kyle Parker, de 22 años como el presunto asesino y agresor sexual de una menor en un año en Indiana.

De acuerdo con informado por distintos medios, el hombre habría bebido whiskey con el tío de la menor y espero a que la familia se durmiera para raptar, violar y asesinar a la pequeña, cuyo cuerpo fue encontrado en un lugar remoto.
Un juez ordenó que Parker permanezca en la cárcel sin derecho a fianza.

La policía estatal dijo que la investigación no ha terminado y que llevará varios días o semanas completar el trabajo, aunque por ahora no se ha informado de más arrestos.

El padre y la abuela de la menor fueron los últimos en ver a la niña con vida el pasado martes. La menor estaba con su padre, quien tenía la custodia compartida.

La abuela y el tío de la menor vivían con ellos según datos ofrecidos por el Chicago Tribune.

Parker negó estar relacionado con la desaparición de la pequeña cuando fue interrogado por primera vez sobre el caso, pero dirigió a la policía al lugar dónde encontraron el cuerpo, que fue hallado a 40 millas al suroeste de Indianapolis.

La autopsia reveló que la niña habría sufrido severas agresiones sexuales. De acuerdo con el affidavit citado por el Tribune, el padrastro de Parker dijo a los detectives que el joven le contó que había actuado sólo y que había usado cloro para tratar de destruir evidencia de ADN.

Anuncios

Rastreado en www.abc.es

Un avión de la aerolínea egipcia EgyptAir, que efectuaba la ruta local entre Alejandría y El Cairo, ha sido secuestrado este martes y obligado a aterrizar en el aeropuerto de Larnaca (Chipre), donde según ha informado el ministerio de Exteriores de la isla ya ha sido detenido el secuestrador. «Se ha acabado, el secuestrador ha sido detenido», ha afirmado Exteriores en su cuenta de Twitter. En los últimos minutos, los últimos cuatro rehenes —de los más de 60 iniciales— que permanecían retenidos en el avión lograron salir del aparato. Seif Eldin Mustafá sería el secuestrador, según ha señalado el Gobierno chipriota.

Los pasajeros y la tripulación del avión de Egyptair ya han regresado a Egipto, acompañados del ministro de Aviación Civil, Sherif Fathi Atiya, a bordo de un aparato fletado por las líneas aéreas egipcias. Atiya dijo que algunos de los pasajeros viajaron directamente desde Chipre a sus destinos finales, mientras que otros han regresado a El Cairo, adonde deberían haber llegado doce horas antes. El primer ministro egipcio, Sherif Ismail, recibió a los rehenes liberados a pie de pista tras el aterrizaje del avión, fletado expresamente para que pudieran regresar de Chipre, después de que fueran puestos en libertad por el secuestrador tras varias horas de negociación.

En una rueda de prensa en El Cairo, el Ministerio de Aviación Civil egipcio se ha negado a confirmar la identidad del secuestrador. Las primeras hipótesis apuntaban a que habría secuestrado el avión con intención de hablar con su exmujer, residente en la isla. El secuestrador además habría pedido asilo en el país mediterráneo, según declaraciones del presidente chipriota, Nikos Anastasiades, que desvinculó el incidente del terrorismo y señaló que «todo era por una mujer». Sin embargo, la televisión estatal chipriota ha señalado mas tarde que el secuestrador solicita ahora «la liberación de presos políticos egipcios».

El piloto del vuelo MS181, Omar Al-Gammal, ha sido capaz de comunicarse con la aerolínea e informar de que al menos un secuestrador, ataviado con un cinturón de explosivos, habría amenazado con hacerse estallar dentro de la cabina. Poco después, el avión aterrizó en el aeropuerto de Larnaca, Chipre, a instancias del secuestrador. «La tripulación (todos de nacionalidad egipcia) lo hizo bien al lograr aterrizar el avión en estas circunstancias. Si no, podría haber sido un desastre», han señalado a ABC fuentes de la aerolínea.

El ministerio de aviación egipcio ha indicado a medios locales que no cree que haya explosivos en el avión, por lo que el cinturón sería una falsificación.

El avión, un Airbus 320, perdió contacto con la aerolínea al poco de despegar del aeropuerto de Borg El Arab, cera de la costera y turística Alejandría, desde donde volaba a El Cairo con cerca de 70 pasajeros a bordo más los siete miembros de la tripulación. Tras hacerse con el control del avión, el secuestrador contactó con la torre del aeropuerto chipriota a las 8:30 hora local, (5:30 GMT), que le dio permiso para aterrizar veinte minutos después. Según el egipcio Ibrahim Samatha, profesor de veterinaria en una universidad alejandrina y que fue erróneamente identificado como el secuestrador por la televisión estatal egipcia, los pasajeros «no sabían lo que pasaba». «La tripulación tomó nuestros pasaportes, lo que era algo raro en un vuelo local. Luego nos dimos cuenta de que el avión estaba aumentando su altitud. Entonces nos enteramos que íbamos a Chipre», ha señalado Samatha a BBC Arabic. Tras el aterrizaje de emergencia en Larnaca, el secuestrador instó a la policía chipriota a mantenerse lejos del aparato.

Minutos más tarde, el secuestrador ha hecho salir del avión a mujeres y niños, que han sido evacuados del aeropuerto, según oficiales chipriotas. Tras algunas negociaciones, el secuestrador ha permitido a casi todos los pasajeros abandonar el avión, excepto a cuatro extranjeros y los miembros de la tripulación, según ha confirmado la aerolínea EgyptAir. Entre los cuatro extranjeros retenidos habría al menos varios británicos, según la BBC. La embajada británica en Egipto ya se ha puesto en contacto con los primeros afectados. «Es horrible, las familias de compañeros míos (de EgyptAir) están llamándome asustadas, preguntando dónde están sus hijos», ha lamentado a ABC un azafato de la compañía, que ha preferido mantenerse en el anonimato.

El secuestro de este avión significa un nuevo golpe para la seguridad en los aeropuertos egipcios, ya puesta en tela de juicio tras el atentado contra un avión ruso a finales del año pasado.

El Airbus, que volaba desde la turística Sharm El Sheij a San Petersburgo, sufrió una explosión cuando sobrevolaba la península del Sinaí, matando a más de doscientas personas en la caída. La filial egipcia de Daesh, Wilayat Sina, reivindicó en al menos tres ocasiones el atentado, pero no fue hasta hace marzo de este año que las autoridades egipcias admitieran que se trató de «un acto de terrorismo».

Dabiq, la revista propagandística en inglés del autoproclamado Estado Islámico, publicó en su penúltimo número imágenes del supuesto explosivo: una lata de refresco y un detonador, que lograron colar dentro del avión gracias a flagrantes fallos en la seguridad del aeropuerto egipcio.

Tras el atentado, Reino Unido cortó los vuelos al país mediterráneo, que vio cómo sus reservas turísticas (uno de los principales ingresos de la deteriorada economía del país) disminuían a números por debajo de las cifras en 2011, cuando Egipto estaba inmerso en una revolución.

Tanto Reino Unido como Rusia han demandado a Egipto que aumentara la seguridad en sus aeropuertos, llegando a enviar numerosos convoys de expertos para controlar los procedimientos en los principales aeropuertos.

 

 

Rastreado en www.rtve.es

Las autoridades belgas han identificado a dos de los terroristas sucidas que este martes perpetraron los atentados de Bruselas y buscan “activamente” a otro presunto atacante que no se hizo estallar, además de descubrir 15 kilos de explosivos en una vivienda del barrio de Schaerbeek en la que se supone que los terroristas prepararon los ataques, que causaron al menos una treintena de muertos.

Los dos presuntos terroristas identificados son los hermanos, Jalid e Ibrahim al Bakraoui, de nacionalidad belga, que se hicieron estallar en dos puntos distintos de la capital de Bélgica. El fiscal federal belga, Fréderic van Leeuw, ha explicado que Ibrahim se suicidó en el aeropuerto de Zaventem junto con otro presunto terrorista que no ha sido aún identificado, mientras que Jalid lo hizo en el metro de Maelbeek.

En la vivienda de Schaerbeek, los investigadores han hallado un ordenador con abundante información, incluida una carta de despedida de Ibrahim en la que anunciaba su intención de suicidarse. “Dice que no sabe qué hacer, que teme acabar en prisión si no hace nada”, ha explicado Van Leeuw.

El fiscal federal ha confirmado que un tercer terrorista se dio a la fuga en Zaventem sin hacer estallar su carga explosiva, aunque no ha confirmado si ha sido identificado. El diario belga La Derniere Heure, sin embargo, asegura que el sospechoso huido es Najim Laachraoui, buscado por su complicidad en los atentados de París.

La bomba de este tercer sospechoso fue desactivada en el lugar de forma controlada por los artificieros. Van Leeuw ha indicado, además, que no se encontró ningún arma de guerra en el aeropuerto, desmintiendo así que hubiera un fusil kalashnikov, tal como informaron algunos medios belgas.

El terrorista huido aparece, con chaqueta beige, gafas y gorro oscuro, junto a Jalid al Bakraoui y el otro suicida del aeropuerto que aún no ha sido identificado, en las imágenes de las cámaras de seguridad de Zaventem que han sido distribuidas por la Policía: Al Bakraoui, en el centro de las fotografías, y el segundo suicida llevan guantes negros en una sola mano, que los investigadores creen que servían para ocultar los detonadores.

Los Bakraoui eran conocidos por delitos comunes y uno de ellos alquiló con nombre falso el piso del barrio bruselense de Forest donde se hallaron las huellas de Salah Abdeslam, el presunto terrorista huido de los atentados de París,

Ese indicio hace pensar en un vínculo entre los atentados de este martes en Bruselas y los ataques perpetrados en la capital francesa en noviembre, un lazo que se vería aún más reforzado si, tal como adelanta la prensa, el sospechoso huido es Najim Laachraoui: su rastro genético aparecía en los explosivos utilizados en París y se baraja la hipótesis de que participase en su fabricación.

La Derniere Heure ha llegado a asegurar a lo largo de la mañana del míercoles que Laachraoui había sido detenido en Anderlecht, pero el fiscal federal lo ha desmentido, ya que, aunque se ha llevado a cabo una operación policial en ese barrio de Bruselas y se ha interrogado a una persona, esta ha quedado en libertad.

Fréderic van Leeuw ha confirmado también que fue un taxista quien puso a los investigadores sobre la pista de los tres hombres de la imagen obtenida en Zaventem, ya que le extrañó que sus clientes no le dejaran ayudarles con sus maletas.

Según su versión, tenían más bultos, pero no cupieron en el maletero. En cualquier caso, su testimonio condujo a la Policía hasta la vivienda ubicada el distrito bruselense de Schaerbeek, que fue registrada durante toda la tarde del martes y hasta pasada la medianoche.

En ese registro, según ha detallado el fiscal federal, se han encontrado 15 kilos de explosivo TATP, 150 litros de acetona, 30 litros de agua oxígenada y otro material para la fabricación de bombas, además del ordenador que guardaba el testamento de Ibrahim al Bakraoui.

Las informaciones de Van Leeuw arrojan algo de luz sobre la preparación de los atentados, mientras la prensa belga abunda en especulaciones. El diario La libre Begique, por ejemplo, asegura que los terroristas formaron dos comandos: uno atentó en Zaventem y el otro en el metro. En total, los supuestos autores usaron tres vehículos: el taxi, un Renault Clio y un Audi S4 negro.

Según el diario, la pista del Audi conduce a una persona de Limburgo, en la provincia de Lieja, que solo tiene 22 años y que ya estuvo bajo observación de los servicios de inteligencia el año pasado.

Las personas que estaban dentro del Audi no se bajaron en el aeropuerto, donde hubo dos explosiones, sino que se volvieron a Bruselas, según la misma fuente, y allí pudieron cometer el atentado en el metro, si bien este extremo no ha sido confirmado de forma oficial.

ATENTADO EN BRUSELAS

Publicado: 22 marzo, 2016 en FUERA DE ESPAÑA

Rastreado en internacional.elpais.com

El terror ha golpeado Bruselas este martes con una serie de explosiones que han golpeado el aeropuerto y una estación de metro causando al menos 13 muertos y 35 heridos, según las autoridades belgas. El Gobierno de Bruselas ha cerrado todas las líneas de transporte público y ha pedido a los ciudadanos quedarse donde se encuentren.

Una doble explosión en el área de salidas del aeropuerto de Bruselas-Zaventem (Bélgica) poco antes de las ocho de la mañana ha causado víctimas mortales y provocado el cierre de las instalaciones y la cancelación de todos los vuelos.

Apenas hora y media más tarde, se ha registrado una nueva explosión en el metro de Bruselas, en la estación de Maelbeek, muy cerca de todas las instituciones europeas. Hay imágenes de humo en esa estación, que ha sido clausurada. Toda la circulación del metro y el transporte público ha sido suspendida. El diario francófono Le Soir habla de varios heridos en esa estación.

El presidente de la región, Rudi Vervoort, ha confirmado las explosiones del aeródromo y que se ha activado el protocolo de emergencia, si bien todavía se desconoce la causa de la explosión. Aunque las autoridades mantienen la prudencia y rehúsan por el momento hablar de motivos terroristas, el Gobierno prevé reunir al Consejo Nacional de Seguridad, un organismo en el que participan las autoridades políticas, la fiscalía y la policía.

En un primer momento, se ha registrado una “fuerte explosión” en el hall de llegadas y salidas del aeródromo, lo que ha provocado el envío de ambulancias al lugar. “Ha habido una explosión en el aeropuerto. El plan de urgencia se ha activado”, ha explicado Vervoort a la cadena Bel RTL. Según Sky News, al menos una de las dos explosiones se habría producido en los mostradores de facturación de American Airlines.

En las primeras imágenes se ve humo saliendo de la terminal y varias ventanas rotas como consecuencia de la potente explosión. La agencia de noticias Belga habla de varios tiroteos y gritos en árabe justo antes de las explosiones.

“Estaba en la fila para registrarme y he escuchado una explosión. He visto humo y he visto a personas correr hacia la salida. Ha habido una segunda explosión mucho más cerca de mí después”, ha explicado un testigo de los hechos a RTL. “Se ha ido todo el mundo del aeropuerto con pánico, la mayor parte de las personas han dejado sus maletas allí. Los coches han sido evacuados”, ha asegurado. El servicio de trenes al aeropuerto ha sido suspendido.

La explosión se produce tres días después de la detención en Bruselas del yihadista Salah Abdeslam, huido tras los atentados de París de noviembre que provocaron 130 muertos. La alerta antiterrorista en Bélgica se encuentra en el nivel 3, solo un escalón por debajo del máximo, que sí estuvo activado entre el 21 y el 25 de noviembre de 2015. Entonces, el primer ministro belga, Charles Michel, advirtió de la posibilidad de que se produjera un atentado similar al de París. El nivel actual indica la existencia de “una amenaza posible y creíble”.

 

Rastreado en www.elmundo.es

La Fiscalía solicita un total de 234 años de cárcel para R. P. F., un monitor de campamentos de verano acusado de abusar sexualmente de 16 menores en el municipio de Carucedo, en el comarca leonesa del Bierzo, en 2011 y 2012.

En el juicio, que comienza en la Audiencia Provincial de León y está previsto que se prolongue hasta el próximo 9 de marzo, el acusado se enfrentará a 16 delitos de corrupción de menores, otros tantos de abusos sexuales, 12 de ellos continuados, y uno más delito de revelación de secretos.

Concretamente se enfrenta a 114 años de cárcel por los 16 delitos de corrupción de menores; a 72 años por 12 delitos de abusos sexuales continuados; a 16 por cuatro delitos de abusos sexuales, y a dos más por revelación de secretos.

La Fiscalía pide además que el acusado indemnice con 132.000 euros a los menores de los que supuestamente abusó.

El acusado, que permanece en prisión preventiva desde su detención en noviembre de 2012, grababa los supuestos abusos que cometía y se entregó a la Policía en Madrid tras tener conocimiento de que su mujer, embarazada en aquellos momentos -la pareja tenía ya un niño de cuatro años-, le había denunciado tras hallar en un armario de la vivienda familiar un disco compacto de contenido pederasta.

Tras la detención, la Policía registró la taquilla del acusado en las dependencias del Samur del barrio madrileño de Vallecas, donde trabajaba como conductor, y halló más material audiovisual de contenido pederasta.

Trabajaba desde 2006 como conductor auxiliar contratado por la empresa adjudicataria del servicio de Samur Social del Ayuntamiento de Madrid.

R.P.F. organizaba campamentos infantiles con la Asociación Juvenil de San Cristóbal, ubicada en el Parque Móvil de Madrid, la zona de residencia de los chóferes de los ministerios, y además era monitor de natación.

El acusado, quien declaró ante la Policía ser culpable de todos cargos que pesaban contra él, abre el juicio con su declaración.

Según consta en sumario, sus víctimas eran siempre niños -nunca niñas-, y los más pequeños tenía siete años de edad.

Abusaba de ellos cuando estaban profundamente dormidos -por lo que abrió una investigación para determinar si los había sedado- y a otros los grababa cuando se duchaban y se cambiaban de ropa en los vestuarios de la piscina.

Rastreado en internacional.elpais.com

La historia de la desaparición y muerte de dos turistas argentinas en Ecuador se ha resuelto con mucha rapidez.

El ministro ecuatoriano de Interior, José Serrano, informó en Twitter desde primera hora de la mañana del domingo que estaba activada la búsqueda de las jóvenes Marina Menegazzo y María José Coni, que desaparecieron el 22 de febrero en la playa de Montañita —una de las más visitadas por extranjeros en la Ruta del Sol—, y que ninguna había salido del país. Minutos más tarde, el presidente Rafael Correa también se apuntaba a las redes sociales y respondía con un tuit a la hermana de Menegazzo: “¡Ánimo Belén! Ya tenemos a nuestra policía investigando. Un abrazo a tus padres y a los de María José.

Todo Ecuador con ustedes”. Poco después venía la mala noticia y el titular de Interior hacía público que habían encontrado los cadáveres de las turistas en un sector alejado de Montañita con golpes en la cabeza, y que habían dado la noticia a sus padres, en Argentina.

Pasada la medianoche y mientras las redes sociales destilaban odio por la inseguridad y también echaban la culpa a las víctimas, el ministro anunció, nuevamente por Twitter, que habían capturado en tiempo récord a los responsables de la muerte de las jóvenes. Ayer se mostraron las fotos de los presuntos culpables y Serrano cerraba el caso en Guayaquil.

Según la versión oficial, el ecuatoriano Ponce M. es el autor confeso del asesinato de María José Coni, y quien señaló a otro, alias El Rojo, como el asesino de Marina Menegazzo. Según la tesis del Gobierno, las turistas conocieron a estos hombres en un bar de la playa la tarde del 22 de febrero. No tenían dinero porque les habían robado en el hostal donde pernoctaban en Montañita y su plan era trasladarse haciendo autostop ese mismo día hacia Guayaquil y seguir el viaje a Perú. Allí, el 25 de febrero, pretendían tomar un vuelo de Skyairline a Chile y luego a Mendoza (Argentina).

En algún momento de ese 22 de febrero, según la policía, se trasladaron a la casa del autor confeso del crimen (en Parroquia Manglaralto, provincia de Santa Elena), donde fueron asesinadas en la madrugada del 23.

Ponce M. relató que él y su compañero habían bebido y que quiso abusar de María José, por lo que para someterla la golpeó con un palo, causándole una herida mortal.

Y que luego, en la otra habitación, observó que El Rojo estaba apuñalando a Marina. Después, este llevó los cuerpos en una carretilla, a unos 400 metros de su casa, dejando uno abandonado y otro semioculto a unos 40 metros de distancia.

Allí es donde la policía los encontró el domingo, pero no se menciona una parte de la historia contada por la crónica roja (de sucesos) el viernes pasado, antes de que saltaran las alarmas. Ese día se reportó en Parroquia Manglaralto el hallazgo de un cuerpo envuelto en bolsas de plástico y en avanzado estado de descomposición.

El fiscal Eduardo Gallardo dijo que no podía identificarlo, ni siquiera el sexo, y dispuso el traslado del cadáver no identificado a Guayaquil.

Rastreado en www.elmundo.es

La mujer que el pasado lunes asesinó, decapitó y paseó la cabeza de una niña ha reconocido el crimen y en referencia a la decapitación ha explicado: “Alá me lo ordenó”.

En el interrogatorio, Gulchejra Bobokulova, una uzbeka de 39 años, se declaró arrepentida, según el diario ‘Gazeta.ru‘. La jueza ante la que compareció ha prolongado su detención hasta el 29 de abril por constituir un “evidente riesgo para la seguridad”. Bobokulova no ha puesto objeciones contra la medida.

El Comité de Investigación de Rusia todavía no tiene una razón concluyente por la que la niñera decapitó a la niña en cuanto se fueron los padres, incendió el apartamento de la familia para la que trabajaba y salió a la calle en estado de “evidente perturbación” con la cabeza de la menor. Ahora, los investigadores indagan si Bobokulova, madre de tres hijos, pudo tener cómplices o personas que la instigaran. De momento se ha encargado un examen psiquiátrico.

El viernes se presentará la acusación formal por asesinato contra Bobokulova, que fue detenida junto a la estación de metro de Oktiabrskoye Pole, una zona residencial situada al noroeste de Moscú. Allí había estado caminando y gritando con la cabeza cortada de la pequeña Nastia, de cuatro años, en la mano. “Soy una terrorista”, “Dios es grande”, decía mientras agitaba la cabeza de la niña. Ante los pasmados vecinos del barrio, también profería otras frases como “odio la democracia” y “los rusos morirán”. “Dijo que se iba a hacer estallar, pero no sabíamos si llevaba una bomba o no”, explica a este periódico Vladimir, que se topó con la macabra escena cuando paseaba por el barrio.

La detenida trabajaba como niñera de la pequeña de cuatro años. Bobokulova no había causado problemas en el trabajo, pero recientemente estaba más irascible, y al parecer fue una infidelidad de su marido la que la empujó a cometer el crimen. El cadáver decapitado de la menor fue descubierto por los bomberos que habían accedido al apartamento apagar el fuego. Bobokulova se había marchado ya, con la cabeza de la niña en la mano.

Las televisiones rusas, que suelen hacerse eco de cualquier matanza en Occidente, han dado un llamativo perfil bajo al suceso, cosa que ha sido criticado en las redes sociales. El Kremlin ha negado haber dado una orden para que haya silencio respecto al suceso, pero ha respaldado esta postura.

Sin embargo en el pasado las televisiones rusas sí han prestado mucha atención a terribles episodios supuestamente ocurridos en países que no tienen buena relación con Moscú, como Alemania o Ucrania. Los medios rusos montaron un escándalo mayúsculo por la supuesta violación de una joven rusa ante la indiferencia de la policía alemana. La historia demostró ser falsa, igual que la crucifixión de un niño de seis años en Ucrania, otra noticia inventada que las teles rusas difundieron y por la que jamás se disculparon.