Archivos para junio, 2015

Rastreado en www.lavanguardia.com/

El fiscal de la Audiencia de Barcelona pide 30 años de cárcel para un exprofesor de una escuela rural del Montseny por abusar de seis alumnas de entre 5 y 8 años. El acusado ha negado este miércoles los hechos, aunque sí ha reconocido que se sentaba en su regazo.  Los supuestos abusos tuvieron lugar entre los cursos 2011 y 2013.

Ante el tribunal, el acusado ha negado los abusos y ha asegurado que lo único cierto es que en ocasiones se sentaba a los alumnos -no sólo a las niñas que le han denunciado- en su regazo, mientras corregía sus deberes, aunque sin tocarles las partes íntimas.

También ha indicado que en una ocasión jugó al “secreto” con los alumnos, por lo que les sentó en el suelo en círculo y cuando le iba a contar una confidencia a menor que tenía a su lado le puso la lengua en la oreja, como es habitual en este tipo de actividades lúdicas.

El profesor, que es funcionario de la Generalitat, está suspendido por Ensenyament, por lo que no puede trabajar en institutos públicos, si bien tiene aún la licencia, lo que aprovecha para dar clases particulares, que anuncia por Internet.

El abogado de las familias de dos de las alumnas, Ángel Valdivieso, ha explicado que pidió al tribunal que suspendiera cautelarmente al profesor, si bien le remitieron ala Audiencia, que le derivó a los Mossos d’Esquadra, que, a su vez, le enviaron a Enseñanza, donde le comunicaron que estaba suspendido para dar clases en centros públicos pero que mantenía la licencia.

Además, según fuentes cercanas al caso, el profesor ha sido recientemente denunciado por una alumna del grupo de teatro de Santa Coloma de Farners (Girona) donde colabora. Al ser preguntado en el juicio por si tenía otras denuncias por hechos parecidos ha replicado: “No está en la causa, no contestaré”.

En su declaración ante el tribunal, el acusado ha explicado que en clase se sentaba en una silla frente a los alumnos, sin ninguna mesa que le tapara, por lo que era imposible hacerles tocamientos cuando se sentaban en su regazo, porque lo vería el resto de la clase. Según su versión, en ningún caso tocó las partes íntimas de las alumnas, si bien ha puntualizado que las niñas de entre 3 y 4 años “es muy normal que se masturben”, ya que él ha visto a alumnos en su clase “que se ponen las manos en sus genitales y se masturban”.

El docente ha precisado que eran los alumnos los que se sentaban voluntariamente en su regazo, a diferencia de lo que sostienen las denunciantes, que en su declaración en fase de instrucción advirtieron que si no lo hacían se enfadaba.

En el juicio, el tribunal ha acordado reproducir a puerta cerrada las declaraciones que las alumnas hicieron en fase de instrucción -en una prueba preconstituída para evitar que tengan que volver a comparecer-, donde, según fuentes judiciales, cuatro de ellas dan todo tipo de detalles sobre los abusos de los que aseguran que fueron víctimas. No obstante, dos de las seis denunciantes -las que tenían cinco años cuando supuestamente fueron víctimas de los abusos- afirmaron en su declaración en fase de instrucción que no recordaban nada.

El fiscal pide para el acusado cinco años de cárcel para cada uno de los seis delitos continuados de abuso sexual, inhabilitación absoluta durante diez años y que indemnice con 800 euros a cada una de las niñas, que no presentan secuelas de carácter psicológico.

Por su parte, las acusaciones populares piden para el profesor 36 años de cárcel y que indemnice a las víctimas con hasta 50.000 euros. El juicio proseguirá este jueves con las pruebas periciales, en las que está prevista la comparecencia de varios psicólogos que atendieron a las menores.

Anuncios

Rastreado en ww.lavanguardia.com

La Guardia Civil da por cerrado el caso de los niños de los tres niños desaparecidos el 2 de junio del centro de menores de La Carolina (Jaén), donde estaban tutelados por la Junta de Andalucía, tras la detención de una quinta persona por su presunta implicación en los hechos.

Así lo ha indicado este lunes el teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, Luis Ortega, a preguntas de los periodistas sobre la denominada operación Parque 3 impulsada por la Benemérita para dar con los tres menores, finalmente localizados el 5 de junio en buen estado en un domicilio del barrio madrileño de Villaverde, y aclarar las circunstancias en las que desaparecieron.

La actuación se da por cerrada con cinco detenidos, según ha explicado Ortega, quien ha precisado que el último arresto, realizado en Jaén, fue el de una persona, sin relación con la familia y que “ayudó al primo al traslado de los niños hasta la estación de Córdoba, desde donde se produjo el traslado hasta Madrid”.

El joven primo hermano de los pequeños había sido detenido antes en la localidad cordobesa de Bujalance y quedó en libertad tras pasar por el juzgado en Montoro. También en libertad se encuentran las otras tres personas que fueron arrestadas; tanto los padres, para los que los juzgados la decretaron tras permanecer unos días en prisión provisional, y una tía, hermana de la madre, en cuya casa estaban los niños.

El caso se encuentra en manos del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de La Carolina, una vez que los otros juzgados implicados se inhibieron a su favor, mientras que los menores permanecen en un centro de acogida de la Junta en la provincia jiennense Jaén, mientras que desde la Delegación de Igualdad, Salud y Políticas Sociales se está evaluando la petición de familiares para permanezcan en el seno familiar antes de ser entregados en acogida a otra familia.

El padre de los niños, Manuel Moreno, acusado de sustraer a sus hijos del centro carolinense, ha reclamado rapidez a la Junta y a la Justicia para evitar que “sigan sufriendo como lo están haciendo ahora, que son muy pequeños y no entienden por qué los han separado y por qué no están en su casa”, ya que, por un lado, están juntos los tres pequeños de tres, cinco y siete, y por otro, un cuarto, de diez años, se encuentra en otro centro de menores tutelados por la Administración andaluza.

Rastreado en www.lavanguardia.com

El subdelegado del Gobierno en Jaén, Juan Lillo, ha informado de la detención de otro familiar de los tres niños desaparecidos hace una semana de un centro de menores de La Carolina, donde estaban en un centro de protección bajo la tutela de la Junta de Andalucía.

Supuestamente, colaboró en la sustracción de los pequeños, que el pasado viernes aparecieron en bien estado de salud en el barrio madrileño de Villaverde.

Supone, por tanto, la cuarta persona que ha sido arrestada en la denominada operación ‘Parque 3’ puesta en marcha por la Guardia Civil, después de que ya lo fueran también sus padres –para los que se decretó prisión provisional comunicada y sin fianza por sendos juzgados de La Carolina y Madrid– y una tía, que quedó en libertad porque solo se le imputa inicialmente una complicidad en los hechos.

Lillo, a preguntas de los periodistas sobre este caso, ha explicado que “poco a poco se va cerrando el círculo”, según ha señalado el subdelegado, quien ha aprovechado para “felicitar a la Guardia Civil” por su “labor importantísima” en un asunto al que “desde primerísima hora” se logró “cogerle el hilo”.

“Vimos que, aunque la cosa era grave porque era el secuestro de tres menores, ese fantasma negro que había de que podía ser una cosa parecida a Córdoba –en alusión al caso Bretón–, se desechó de momento”, ha comentado para aludir a que desde un primer momento los agentes se centraron en la línea de investigación familiar.

Lillo ha valorado que “en un tiempo récord recuperamos los niños sanos y salvos”, punto en el que ha afirmado que “la totalidad del peso de la gestión se ha llevado desde la Comandancia de la Guardia Civil en la provincia de Jaén, con la compañía de La Carolina y la Policía Judicial de esta demarcación”.

“Creo que con la detención que se ha realizado hace unos momentos, prácticamente está cerrado el caso en lo más gordo”, ha manifestado el subdelegado, quien ha agregado que el arresto se ha producido en el marco de “los seguimientos que se han hecho”.

En cualquier caso, ha apuntado que “no está cerrado y puede haber algunas detenciones y algunas cosas más”, aunque el asunto “está en manos de la justicia” y será “la que debe de actuar”.