Archivos para mayo, 2014

Rastreado en www.europapress.es

La familia de Sofía, una joven de 15 años vecina de Torrejón de Ardoz, la está buscando desde que desapareció de su domicilio el pasado 10 de mayo, cuando fue vista por última vez en la estación de Renfe antes de coger un tren.

Su familia teme que se haya ido con un joven con el que ha mantenido una “relación tormentosa”. Así lo ha explicado su madre, Mar Mendoza, quien ha relatado que la última vez que vio a su hija fue el sábado 10 de mayo a las 19 horas. Ella pensaba que había quedado con sus amigos para ir a Coslada y le advirtió de que no podía llegar más tarde de las 22.30 horas a casa, pero la joven nunca volvió.

Fue la madrugada del domingo ha llamado a su hija al teléfono móvil casi “medio centenar de veces” y desde el primer momento ha dado apagado. Los amigos de su hija le han confesado que no quedaron con ella aquella tarde.

Con el paso de los días Mar ha ido sospechando con más fuerza que la menor, que no es la primera vez que abandona el hogar familiar, pueda haberse escapado con un joven de 19 años con el que comenzó una relación en 2013. “Dos días después de desaparecer, le llamé por teléfono muy temprano y le dije que si sabía algo de mi hija. Me contestó en todo momento que no se había relacionado con ella desde hace un mes”, ha relatado.

Sin embargo, la madre no cree las palabras del joven ya que los amigos de Sofía le han confesado que entre ellos había contacto telefónico. También ha apuntado que sobre él pesa una orden de alejamiento. “Sofía decía que le había pegado un bofetón en broma y él perdió los estribos y fue a atacarla con una cuchilla”, ha confesado.

“Mi hija es una niña adolescente muy confusa con sus altos y bajos, de buen corazón, muy coqueta, que se pasa la vida haciéndose fotos. Yo creo que me quiere, lo que pasa es que ahora con la adolescencia, cree que soy su enemigo”, ha declarado la madre.

Anuncios

Rastreado en www.rtve.es

La presidenta de la Diputación y del PP de León, Isabel Carrasco, ha sido asesinada a tiros este lunes por la tarde cerca de su casa, en la capital leonesa, cuando se dirigía a la sede del partido. El Ministerio del Interior ha afirmado que todo apunta a una “venganza personal” como hipótesis principal.

La policía ha detenido a dos mujeres en relación con el asesinato, madre e hija, de 55 y 35 años, respectivamente. La hija, ingeniera de profesión, acababa de ser despedida de su trabajo en la Diputación, según han informado fuentes policiales a Efe y Europa Press. Las detenidas son la mujer y una hija del jefe de la Comisaría de la Policía Nacional en Astorga, según Efe.

Una de las mujeres, supuestamente la madre, descerrajó tres tiros a Carrasco sobre las 17:20h de la tarde en el puente sobre el río Bernesga a la altura del centro de salud de La Condesa, donde llegó a pie para esperar a su víctima e intentar huir después en el coche que tenía estacionado a unos 150 metros. 

Sin embargo, el delegado del Gobierno, Ramiro Ruiz Medrano, no ha precisado ni el número de disparos ni quién pudo ser la autora material de los disparos, y ha remitido a la investigación policial para conocer el móvil del crimen. Según ha explicado el delegado del Gobierno, no constaban denuncias de Isabel Carrasco por amenazas.

Al parecer, testigos presenciales, entre ellos un policía jubilado, han señalado a la autora de los disparos, que ha sido detenida por la Policía local.

En el interior del vehículo en el que pretendía huir se han encontrado unos guantes y un gorro, pero no el arma, que todavía no ha aparecido y, por tanto, se desconoce si se trata de la pistola reglamentaria del policía.

Carrasco, exconsejera de Economía la Junta y actualmente concejala en el Ayuntamiento de León, se dirigía desde su domicilio a la sede del Partido Popular. Al parecer, según explica Servimedia, la presidenta del PP de León había quedado con otros compañeros de partido para trasladarse juntos a Valladolid, donde pensaban asistir al mitin que tenía previsto dar el presidente del Gobierno y del partido, Mariano Rajoy, y que finalmente ha sido suspendido.

El PP ha mostrado su más profundo pesar por el asesinato de Isabel Carrasco y ha anunciado que suspende todos los actos de campaña de las elecciones europeas previstos para este lunes, una decisión a la que se han sumado el PSOE, Izquierda Unida y UPyD. El PP tampoco tendrá actos este martes excepto el debate cara a cara entre Arias Cañete y Elena Valenciano. El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha decretado tres días de luto oficial en la comunidad.

Carrasco presidía el PP de León desde 2004, era presidenta de la Diputación de esta provincia desde 2007 y desde hace tres años, concejala de León capital. La política ‘popular’ asesinada había sido también consejera de Economía de la Junta de Castilla y León.

Isabel Carrasco Lorenzo nació en Santibáñez del Bernega en 1955, se licenció en Derecho por la Universidad de Valladolid y en 1980 pasó a ejercer como inspectora de Finanzas del Estado.

En 1987, José María Aznar, entonces presidente de Castilla y León, la nombró delegada territorial de la Junta en León, cargo que desempeñó hasta 1991.

En 1995 fue nombrada consejera de Economía y Hacienda del Gobierno autonómico presidido entonces por Juan José Lucas. En 2007 fue elegida presidenta de la Diputación de León tras entrar como concejal en el municipio de Cuadros. En las elecciones de 2011, fue elegida concejal de León.

Rastreado en www.leonoticias.com

El titular del Juzgado de Instrucción Número 1 de Palencia acordó la tarde de ayer la prisión comunicada y sin fianza de Amelia B.S., acusada de un delito de homicidio por la muerte de Violeta Guarido Rivera, psicóloga clínica en el centro de San Juan de Dios de Palencia. El juez ha considerado indicios de enajenación mental en la acusada, quien estaba ingresada en el centro psiquiátrico diagnosticada de esquizofrenia.

Amelia B.S., pasó a disposición judicial a media mañana de ayer y antes de declarar ante el juez fue sometida a un reconocimiento médico por parte del forense quien testiguó que estaba en condiciones de prestar esta declaración. El juez consideró que la entidad de los hechos, la gravedad del delito que se le imputa, el riesgo de reiteración de hechos similares y la posibilidad de fuga por falta de arraigo, hacen conveniente la prisión preventiva.

La medida fue pedida por el fiscal y establecida ante las manifestaciones de la propia detenida y de las declaraciones de trabajadores del centro San Juan de Dios, testigos de los hechos y relatados en el atestado de la Policía. Desde el Juzgado, al considerar los indicios de enajenación mental de la mujer detenida, fue traslada al hospital Río Carrión de la capital palentina para que los médicos realicen una valoración psiquiátrica de la acusada, quien estará custodiada en todo momento por la Policía.

Esta previsto que Amelia.B.S. ingrese en el Centro Penitenciario de Villanubla (Valladolid) en el módulo de mujeres con las medidas preventivas necesarias, aunque podría ser trasladada a otro centro más adecuado si la situación lo requiriera. Violeta Guarido Rivera, zamorana de 29 años, recibió de la acusada ayer varias puñaladas en cuello y un brazo que le causaron la muerte mientras estaba en su despacho del centro psiquiátrico.

Rastreado en www.latribunadetoledo.es

Un nuevo homicidio sacudió ayer a los conquenses y la tranquilidad de su vida diaria. A las dos y media de la tarde, en la plaza de España, un hombre asesinó supuestamente a otro y, tras huir a casa de sus padres, se suicidó.
Según pudo saber La Tribuna, el presunto autor del crimen fue Carlos R., un empresario muy conocido en la provincia, cantante en su juventud y dueño de una empresa que se dedicaba a llevar la representación de otros artistas. El asesinado fue Jesús Ángel Recuenco Hidalgo, un antiguo empleado de Carlos R., manager de la orquesta Affrica Band y que se dedicaba a realizar giras por la provincia durante las fiestas de los pueblos. Sin embargo, la relación laboral con su antiguo jefe se rompió, con lo que también empezó a trabajar como portavoz y representante de músicos.
Algunos de los presentes señalaron a este periódico que a las puertas de uno de los locales del edifico del mercado, tres hombres discutían, aunque uno de ellos, de complexión robusta, abandonó la polémica. Los dos que se quedaron mantuvieron la discusión, tras lo cual uno de ellos sacó un revolver y descerrajó un disparo en el cuello del otro.
Carlos R., el supuesto asesino, huyó de la escena del crimen en dirección a la plaza de la Constitución. Algunos testigos aseguraron que era un hombre de unos 60 años y que llevaba puesta una chaqueta vaquera llena de sangre. Mientras tanto, Jesús Ángel Recuenco se tambaleaba a la par que bajaba por las escaleras que dan acceso a la plaza. Tenía una herida en el cuello que se intentaba tapar con su mano derecha.
Sólo le dio tiempo a dar unos pocos pasos hasta que cayó a pocos metros de un parque infantil cercano a la calle Fray Luis de León. El cuerpo quedó en posición decúbito supino, es decir, hacia arriba.
Los guardias civiles que prestan servicio en la Subdelegación de Gobierno y algunas personas que se encontraban en la plaza en esos momentos se acercaron con la pretensión de ayudar, mientras otros se acercaban a los bares cercanos para llamar a la policía y a una ambulancia. Pudieron mantenerle con vida durante unos pocos minutos. Incluso lo colocaron de lado para evitar que se ahogase con su propia sangre. Cuando llegaron los efectivos sanitarios le pusieron respiración asistida e intentaron mantenerle  y estabilizarle para poder trasladarlo a posteriori al hospital Virgen de la Luz. Sin embargo, tras comprobar el deceso del hombre, le taparon con una sábana hasta que el juez de guardia diese la autorización para el levantamiento del cadáver.
Pocos minutos después se acercó a la plaza de España la hermana del fallecido, quien se puso a llorar al ver de lejos las zapatillas deportivas que llevaba al muerto. Sin comprobar la identidad, le repetía a uno de los policías allí presentes que si se podía acercar y que estaba segura que era su hermano porque conocía el calzado.
Al mismo tiempo, agentes del Cuerpo Nacional de Policía se acercaban a un domicilio cercano, en la calle Calderón de la Barca, en donde encontraban el cuerpo sin vida del supuesto agresor.
El cadáver de Jesús Ángel Recuenco Hidalgo quedó tendido sobre el acerado a la espera de que el juez de guardia dictaminase el levantamiento.  Desde el momento del crimen hasta que empleados de Medicina Forense procedieron al traslado pasaron unos 40 minutos, lo que propició que decenas de curiosos se arremolinasen en torno a la plaza de España  y, de forma paralela, empezasen los rumores y suposiciones sobre el autor del crimen, identidad del asesinado o razones del conflicto que acabó en tan terrible suceso.
Mientras la espera se hacía casi interminable para la hermana del fallecido, algunos policías procedían a inspeccionar la zona a la búsqueda del casquillo de bala que acabó con la vida de Jesús R. y a recopilar posibles pruebas en el local que tenía en el edificio del mercado. De forma paralela la policía interrogaba a algunas personas que, teóricamente, habían sido testigos del suceso.

secreto de sumario. El tribunal que abrió diligencias previas tras los hechos ocurridos fue el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Cuenca, que era el que estaba de guardia en ese momento.  Además, el magistrado encargado del caso decretó inmediatamente el secreto de sumario para todo el proceso judicial, lo que incluye los resultados de la autopsia.
Jesús Martínez estaba presente en el momento del crimen, aunque no fue testigo directo. Con restos de sangre aún en las manos, señalaba que estaba tomando una cerveza con su mujer y escuchó  el grito de una chica. Al girarse observó como «un hombre con chaqueta vaquera y llena de sangre corría hacia la plaza del nazareno, aunque no pude verle la cara con claridad». Acto seguido vio a un varón con el cuello ensangrentado que bajaba las escaleras del edificio del mercado. Recordó que tras llamar al 112, le indicaron que lo pusiese de lado para evitar que se ahogase con su propia sangre. «Intentamos hacerle los primeros auxilios», concretó. Recordó además que vio a «tres personas discutir, aunque uno de ellos, robusto, se marchó y quedaron dos». «Entonces, le llamó hijoputa o algo así y le metió una puñalada».

 

Rastreado en www.elmundo.es

La Guardia Civil ha encontrado ahorcado en un árbol del término municipal de Mondéjar (Guadalajara) al presunto autor del asesinato este lunes de su ex pareja, Hana, y del novio de ésta, Mustafá, en Villarejo de Salvanés. Ambos fueron degollados durante la madrugada del lunes en el número 12 de la calle Clara de esta localidad madrileña a 50 kilómetros de Madrid.

El cadáver del hombre ha sido encontrado sobre las 04.10 horas de esta madrugada en las cercanías de Mondéjar, donde vivían sus hermanos. Desde la separación, el presunto asesino vivía entre esta localidad y Villarejo de Salvanés.

El cuerpo de la joven, de 24 años, y el de su actual pareja, de 30, fueron encontrados el lunes en el domicilio de ella, ambos degollados, con una herida incisa de arma blanca en el cuello y varias heridas defensivas, también de arma blanca, en manos y brazos.

Los cadáveres de la mujer y de su actual pareja fueron encontrados por los dos hijos de la mujer, de 8 y 4 años que dormían en la vivienda donde fueron asesinados.

Agentes de la Guardia Civil buscaban desde ayer al presunto asesino, ex marido de Hana. La pareja se separó oficialmente a primeros de marzo después de que la mujer asesinada le denunciara a la Guardia Civil.

Hana llevaba desde hacía más de un año sufriendo malos tratos hasta que le «echó valor y le denunció», según una amiga. «Mubarak la pegaba. Cuando recibía el sueldo mensual se lo gastaba todo en máquinas y en fumar y no le daba nada a ella. Ella aguantó mucho tiempo hasta que fue a la Guardia Civil y le denunció», agrega la misma conocida de Hana.

El presunto agresor llevaba varios años trabajando en un matadero de la localidad, Cárnicas Ragel, y tras la separación de su ex pareja vivía en ocasiones en una localidad de Guadalajara, donde reside parte de su familia.

El juez decretó el pasado 1 de abril una orden de alejamiento de 500 metros del hombre con respecto a la víctima después de que ésta le denunciase por malos tratos, según fuentes de la investigación. A mediados de abril la mujer comenzó a salir con otro hombre, también magrebí, vecino de Alcobendas y que murió junto a Hana. Mustafá no vivía con ella, aunque algunos fines de semana los pasaba con Hana. Pese a la orden de alejamiento, Mubarak seguía acudiendo a casa de su ex mujer e incluso la llamaba por teléfono rogándole que volvieran a vivir juntos. Incluso llegó a colarse un día en la casa y ella le echó del domicilio.

Tras la orden de alejamiento dictada por un juez contra Mubarak éste entró en una gran depresión y se mostraba cada día más agresivo. «Estaba muy quemado con los requerimientos que le llegaban del juzgado y encima se tenía que presentar cada 15 días en el juzgado». «Mubarak casi no tenía dinero para vivir ya que tenía que pasarle a la mujer 600 euros por los dos niños y seguía pagando las facturas del móvil y otras cosas de Hana», añadieron los amigos de Mubarak.

Pese a tener una orden de alejamiento, el presunto asesino seguía acercándose al domicilio de su ex mujer y la llamaba últimamente al teléfono para que ambos volvieran, según otros familiares. Incluso, la mujer llegó a pillarle un día dentro de casa escondido en el hueco de la escalera, ya que Mubarak la espiaba para ver si salía con otra persona.

Rastreado en www.canarias7.es

La fiscalía alemana responsabilizó este martes a una mujer de la muerte de sus tres hijos, una niña de 3 años y dos niños de 4 y 11, intoxicados por monóxido de carbono en su vivienda, donde la madre intentó sin éxito también suicidarse.

El hermano de la mujer la encontró ayer junto a sus hijos en el dormitorio del matrimonio de la casa en la que residían, en la localidad alemana de Steinfurt-Borghorst (oeste), y alertó a los servicios de emergencias, que consiguieron reanimar a la madre, pero no pudieron hacer ya nada por los niños.

Según apuntó hoy la policía tras los resultados de la autopsia a la que fueron sometidos los pequeños, la madre habría acabado con la vida de sus hijos intoxicándolos con monóxido de carbono, pero ella consiguió sobrevivir.

A la espera de su evolución, se dictará orden de detención contra la mujer por triple asesinado.

Según explicó el fiscal encargado del caso, Stefan Lechtape, las muertes se atribuyen a un “acto de desesperación” por parte de la mujer.

La policía explicó que al entrar en la casa los agentes encontraron dos barbacoas de carbón vegetal que habrían causado la letal intoxicación.

El fiscal dijo que de la investigación se deduce que la mujer, de 39 años, quería suicidarse y quitar la vida también a sus hijos.

“Dejó una carta de despedida y había avisado de la existencia de monóxido de carbono mediante una nota colocada en el pasillo”, añadió Lechtape.

El padre de la niña y del niño más pequeño cumple actualmente una condena de cárcel, mientras el hijo de 11 años era fruto de una relación anterior de la mujer.

A estas muertes se suman tres más registradas ayer tarde en Berlín, donde un hombre de 46 años acabó con la vida de su pareja de 41 años y del hijo de 10 años que tenían en común para después suicidarse lanzándose al vacío desde el piso

La policía informó que fue la madre de la mujer la persona que encontró los cadáveres y que también en este caso se encontró una carta del hombre en el que declaraba ser el responsable de ambas muertes.

Rastreado en www.lavanguardia.com

Al menos seis personas resultaron hoy heridas en un ataque realizado por cuatro personas a pasajeros en una estación de tren de la ciudad de Cantón, situada en el sur de China, en el tercer incidente de este tipo que ocurre en una instalación ferroviaria del país en apenas dos meses.

Según informó la agencia oficial Xinhua, el suceso ocurrió hacia las 11.30 horas de hoy (03.30 GMT) en el exterior de la principal estación de tren de la ciudad, cuando los atacantes armados con cuchillos hirieron a varias personas.

Según el periódico oficial Diario del Pueblo en su versión digital, los cuatro asaltantes vestían con trajes y gorros blancos y atacaron a pasajeros que salían de la estación tras viajar en un convoy que cubría la ruta entre las ciudades sureñas de Kunming y Cantón.

La Policía disparó a uno de los atacantes -algunos medios locales apuntan que podría haber muerto, aunque este extremo no ha sido aún confirmado- y detuvo a otro, mientras que los dos restantes escaparon.

Por el momento no ha trascendido la identidad de los atacantes ni si en el número de heridos se incluyen los propios asaltantes.

Las causas del incidente se están investigando, según Xinhua.
El suceso de produce cinco días después de que tres personas murieran y 79 más resultaran heridas en un ataque similar, con armas blancas y explosivos, en una estación de tren en Urumqi, capital de la región noroccidental china de Xinjiang.

El pasado 1 de marzo 29 personas murieron y 143 resultaron heridas en otro ataque masivo con armas blancas en una estación china, la de la ciudad meridional de Kunming.

El Gobierno chino atribuyó los dos anteriores ataques a grupos terroristas ligados a movimientos extremistas religiosos de la región de Xinjiang, habitada por etnias de religión musulmana como los uigures.