Archivos para febrero, 2014

Rastreado en ultimahora.es

Agentes del Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía procedieron a la detención de dos personas más implicadas en el caso del intento de homicidio de un mendigo en Palma. Se trata de José F. C., de 57 años y de Julio G. C., de 56 años, ambos acusados de los delitos de encubrimiento, usurpación de bienes e inmuebles y defraudación de fluido eléctrico.

Los nuevos detenidos cuentan con múltiples antecedentes policiales, pero Julio G. C., en abril de 1999 fue detenido y condenado por matar a un indigente en Son Malferit, en Palma. Según la investigación, los cuatro detenidos vivían junto a la víctima en una casa de okupas ubicada en la calle Aragón número 255 de Palma.

Al parecer, entre todos ellos tenían problemas constantes de convivencia, especialmente con la víctima. Sobre las 22.30 horas del pasado lunes, los arrestados decidieron echar a la calle al mendigo. Acto seguido, el indigente acudió al parque prevere Pedro Poveda y se tumbó en un banco. Mientras se marchaba, los arrestados han declarado que les amenazó con prenderle fuego la casa. Unos minutos más tarde, dos de ellos, fueron a por el mendigo con clara intención de matarlo.

Fue sobre las 23.45 horas, cuando dos policías que estaban realizando labores de prevención escucharon varios gritos y golpes procedentes del interior de los arbustos del citado parque. Los funcionarios, extrañados por los gritos, se aproximaron hasta el lugar y pudieron observar a dos varones que estaban agrediendo a una tercera persona con un machete de cocina y con un palo de grandes dimensiones.

Los agresores, dos varones de nacionalidad española de 31 y 32 años de edad respectivamente, golpeaban a la víctima a la vez que le gritaban «te vamos a matar». En el momento en el que fueron sorprendidos por los agentes, uno de los violentos agresores arremetió contra los policías con el machete de cocina en su mano derecha teniendo que utilizar el uso de la fuerza estrictamente necesaria para proceder a reducirlo.

Ayer, los cuatro detenidos fueron puestos a disposición judicial. Todos los arrestados y policías llevaron mascarillas porque uno de los trasladados tenía tuberculosis.

Anuncios

Rastreado en www.laverdad.es

La Audiencia Provincial de Alicante ha declarado culpable al hombre de origen argelino acusado de violar a una mujer a la que intentó retener en su casa en octubre del año 2010.

Por fortuna, la víctima pudo escapar, aunque de forma dramática, por el balcón del domicilio que el individuo tiene en la localidad de Benidorm. Para ello, la mujer tuvo que descolgarse de la vivienda por la terraza, que se encuentra en una altura de una segunda planta, «poniendo en grave riesgo su vida», como señala el fallo de la Sección Tercera.

El ahora condenado pasará 21 años entre rejas porque al delito de la agresión sexual, por el que deberá estar recluido durante 15 años, se le suma otro de detención ilegal, que le suponen otros 6 años de pena, ya que según ha quedado acreditado, encerró a su víctima en la habitación de su domicilio. Momentos antes es cuando perpetró la violación.

Rastreado en www.lavanguardia.com

Bomberos del Ayuntamiento de Fuenlabrada y policías han hallado muertos en su casa a una mujer con un fuerte golpe en la cabeza y a su pareja sentimental sin signos exteriores de violencia, según han informado fuentes de Emergencias Comunidad de Madrid 112 y de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

El 091 recibió una llamada de dos menores comunicando que no podían entrar en su piso situado en la séptima planta del número 20 de la calle Miguel de Cervantes de Fuenlabrada, en el que vivían junto a sus padres. La puerta estaba cerrada con la llave echada por dentro.

Hasta el lugar accedieron los Bomberos del Ayuntamiento de Fuenlabrada, que echaron la puerta abajo y dentro del inmueble observaron a un hombre de 45 años y una mujer de 43 fallecidos. Ambos estaban en habitaciones diferentes.

Asimismo, se desplazaron a la zona una UVI y un vehículo de intervención rápida del Summa-112, que certificaron la muerte de ambos sin mover los cadáveres. La mujer, de nacionalidad española, Nuria T.S, presentaba un grave traumatismo facial en el rostro grande, mientras que el hombre no tenía signos exteriores de violencia.

Además, en torno a las 20.30 horas, los sanitarios han atendido a la madre de la víctima de una crisis de ansiedad en el domicilio en el que se encontraron los cadáveres. También, ya en comisaría y a lo largo de la tarde, los facultativos han asistido a otros seis parientes de los fallecidos por ansiedad. Ninguno ha necesitado ser trasladado al hospital.

El Grupo VI de Homicidios de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid ha confirmado que la muerte de la mujer es de etiología homicida. Los agentes que se han hecho cargo de la investigación y no descarta ninguna hipótesis.

No obstante, las primeras pesquisas apuntan a que el hombre podía haber matado a su pareja y luego suicidarse, es decir, un nuevo caso de violencia de género. Será autopsia la que dé pistas más sólidas.

Lo que está claro es que la mujer no había presentado denuncia alguna por malos tratos en los servicios del Ayuntamiento ni ante la Policía Nacional, según han indicado a Europa Press fuentes policiales. Lo que sí le consta a la Policía es que había presentado denuncias hace años contra su anterior pareja por impago de prestaciones.

Actualmente, la fallecida recibía la asistencia de los Servicios Sociales municipales por “un tema de prestaciones” relacionados con ayudas comedores escolares. Fuentes municipales han indicado a Europa Press que, según el expediente, no consta que se produjesen situaciones de malos tratos.

En cuanto a los dos hijos del matrimonio que avisaron a Policía local y al 112, de 12 y 14 años, están siendo atendidos por el Servicio de Atención a la Víctima, según han indicado desde el Ayuntamiento.

Rastreado en www.elperiodicomediterraneo.com

Un vecino de Castellón, Juan Gabarri Jiménez, de 70 años, que fue condenado por violación en el año 2002 y que se encontraba desde el 2005 en busca y captura, ingresó ayer en prisión tras ser detenido por la Guardia Civil, que, tras nueve años de investigación, ha conseguido localizarlo en un domicilio de la capital.

El agresor sexual violó a una mujer esquizofrénica en un descampado de la avenida Barcelona el 22 de enero de 1999. Fue detenido entonces, juzgado y después condenado, pero la sentencia de 14 años y nueve meses de prisión nunca llegó a ejecutarse dado que gozaba de libertad y se encontraba en paradero desconocido.

La Guardia Civil acudió ayer hasta el domicilio donde se ocultaba este delincuente –al parecer, en casa de unos familiares– y tras arrestarlo lo trasladaron hasta la Ciudad de la Justicia donde la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Castellón, que lo juzgó y condenó en el 2002, ordenó su ingreso inmediato en la cárcel a donde fue conducido para cumplir con la pena impuesta.

Según reza la sentencia, facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, quedó probado en el juicio que Juan Gabarri Jiménez, abordó en la plaza de la Farola de Castellón a la víctima, que sufría una esquizofrenia, el 27 de octubre de 1998. El acusado le sacó una navaja, la empotró contra una pared y la amenazó con que si no se acostaba con él le clavaría la navaja. La joven comenzó entonces a pedir auxilio a gritos, por lo que el ahora condenado no tuvo más remedio que huir.

Otro día, el 22 de enero de 1999, el acusado abordó de nuevo a la chica, que salía de su domicilio en la avenida Barcelona de Castellón, y la llevó a empujones hasta un descampado de la zona. Una vez allí, la tiró al suelo y la violó al tiempo que le ponía en el abdomen una navaja y le decía: “¡Si te resistes te daré 40 puñaladas!”.

El acusado, en el juicio que se celebró los días 18 y 19 de septiembre del 2002 en la Sección Tercera de la Audiencia de Castellón, actuando como tribunal los magistrados José Manuel Marco Cos, María Ibáñez Solaz y Cristina Doménech Garret, aseguró que mantuvo relaciones sexuales con la víctima, pero que estas habían sido consentidas. No obstante, esta declaración nada tenía que ver con las lesiones que presentaba la mujer después de ser explorada por el médico forense Mario Ventura. La Guardia Civil, además, halló ADN del acusado en los restos de semen que tenía la ropa interior de la víctima.

Rastreado en www.deia.com

El colombiano acusado de matar y robar a su jefe, Francisco Arandilla, un viudo de 78 años residente en la calle Párroco Unzeta de Bilbao, en mayo de 2011 fue condenado a 22 años y medio de prisión según la sentencia que hizo pública ayer la Audiencia Provincial de Bizkaia. Asimismo, deberá indemnizar a la hija del fallecido con 150.000 euros por el daño moral causado.

La sentencia emitida por los magistrados impone a M. A. S. P., de 39 años, un total de cuatro años y seis meses de prisión por un delito de robo con violencia en casa habitada y uso de armas, a los que se suman otros 18 años por un delito de asesinato. El condenado podrá recurrir la sentencia con un recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

Los hechos por los que fue condenado M. A. S. P. ocurrieron el 26 de mayo de 2011, cuando Francisco Arandilla fue apuñalado en el abdomen y degollado, al tiempo que desapareció de su casa una caja de caudales en la que guardaba cierta cantidad de dinero.

El fallo considera probado que M. A. S. P., acudió a primera hora de la mañana a casa de la víctima, “antes de las 9.00 de la mañana” y no a las 9.15 como declaró durante el juicio. El condenado, que trabajaba en casa del Francisco Arandilla ayudándole en las tareas del hogar, sabía que este guardaba dinero en metálico para un viaje que iba a realizar próximamente. Durante su declaración, el acusado dijo que fue a despedirse, pero la sentencia considera su versión “muy poco creíble” porque el margen de tiempo de que disponía “no era excesivo”.

Al ser conocido de la víctima pudo acceder a la casa y una vez en el interior, en la cocina, el condenado acuchilló a la víctima en el abdomen y le obligó a ir a su habitación para que le entregara el dinero de la caja de caudales que guardaba en el primer cajón de una cómoda “porque conocía la casa”. Según reza la sentencia, “la versión ofrecida por el acusado para justificar la presencia de sangre en sus ropas y en sus manos se ha demostrado falsa en extremos nucleares de la misma”.

Posteriormente, cuando la víctima estaba sentada en el sofá de una pequeña sala, el asesino le degolló. Durante su intervención, el acusado dijo que le levantó por las axilas para ver si estaba muerto, pero los peritos policiales desmontaron esta teoría, tal y como recoge el fallo, que acredita que “el cuerpo no se había movido después del crimen”.

Después, el asesino se dirigió a casa de su madre, se cambió de ropa y fue al aeropuerto de Loiu, donde cogió un vuelo hacia Colombia. Una vez allí, fue detenido a los pocos días y extraditado a España para ser juzgado.

Rastreado en noticias.lainformacion.com

El magistrado ponente de la Audiencia Provincial de Ourense ha determinado penas de prisión que oscilan entre los 16 y 22 años para los cuatro acusados del asesinato del conductor de Verín, Bernardino Pousa, que apareció degollado en septiembre de 2011, en una nave tras terminar su servicio en el autobús.

En el fallo, el juez ha ratificado la condena para la esposa Dolores A. y su hija María Ángeles P. de 20 años de prisión por un delito de asesinato, con la concurrencia de la circunstancia agravante “de parentesco” como supuestas inductoras del crimen.

El entonces novio de la hija. Alberto V., encargado de contratar a un sicario portugués -autor material de los hechos- ha sido condenado a 16 años de prisión, un año menos de lo que solicitaba la Fiscalía, al entender que concurre una “responsabilidad atenuante” al haber confesado su participación en lo ocurrido.

Los cuatro acusados, la esposa Dolores A., su hija, María Ángeles P., Alberto V. y un sicario de Chaves (Portugal) que había contratado el exnovio fueron declarados culpables de un delito de asesinato, con penas que oscilan entre los 16 y 22 años.

El sicario portugués, Ilidio Magalhaes, ha sido condenado a 22 años como autor material del delito de asesinato. El magistrado ha dictado además “inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena” para todos ellos.

Además, en concepto de responsabilidad civil, ha establecido para los cuatro acusados indemnizaciones de 45.000 euros para el hermano de la víctima y otros 20.000 euros para cada uno de los dos nietos.

En el juicio, que se prolongó tres días, los integrantes del jurado determinaron la culpabilidad de los cuatro acusados, los cuales se habrían puesto de acuerdo para matar a la víctima por motivo económico-sentimental.

Durante el juicio, tanto Ministerio Fiscal y la acusación mantuvieron sus posiciones de partida como causas del asesinato, relativas a las malas relaciones entre la pareja derivadas de la petición de divorcio planteada por la víctima y las desavenencias en el reparto de bienes.

Mientras, las defensas de los acusados se centraron en la falta de pruebas, por lo que pusieron en duda algunas conclusiones de la investigación.

El abogado de la esposa aclaró que “no hay pruebas” determinantes y llegó a calificar la investigación de la Guardia Civil de “un castillo de naipes”.

Rastreado en www.larazon.es

Un hombre sospechoso de estar implicado en el cuádruple crimen cometido en una zona boscosa de los Alpes franceses en septiembre de 2012 ha sido detenido en el departamento de Alta Saboya, anunció hoy la Fiscalía.

Foto sin fechar facilitada por la Policía de Surrey el 4 de noviembre de 2013 de un retrato robot de un motorista sospechoso visto cerca del lugar. FOTOGRAFÍA: EFE

El fiscal de Annecy, Eric Maillaud, que dirige la investigación, explicó en un comunicado que el detenido, de 48 años, tiene un “vínculo directo” con las víctimas del crimen de Chevaline, una familia de origen iraquí residente en el Reino Unido y un ciclista francés que aparentemente pasaba por allí por casualidad.

Maillaud señaló que “tal vez” no será el único arresto que se produzca y precisó que la detención actual es resultado del retrato robot que se hizo público el pasado 4 de noviembre, a partir de los elementos de un misterioso motorista que había sido visto en la zona el día de autos por algunos testigos.

Los fallecidos por impacto de bala en el aparcamiento de un bosque de Chevaline el 5 de septiembre de 2012 fueron el ingeniero y empresario Saad al Hilli, de 50 años, que trabajaba en el sector aeronáutico en el Reino Unido, su mujer, de 47 años, y su suegra, además del citado ciclista francés.

Una de las hijas de los Al Hilli resultó, además, herida grave, y una segunda salió indemne, tras haber permanecido varias horas escondida en las faldas de su madre muerta.

El hermano de Saad al Hilli, Zaid, fue detenido en el Reino Unido -donde también reside- en junio de 2013, pero los investigadores británicos descartaron su responsabilidad en los hechos y levantaron el mes pasado el control judicial al que estaba sometido.

El domicilio del hombre arrestado, originario de la región donde se produjo el crimen, estaba siendo registrada a mediodía, señaló la cadena de televisión “BFM TV”, que había revelado la información.