Archivos para agosto, 2013

Rastreado en internacional.elpais.com

En Durango, un montañoso Estado al noroeste de México, hace unos tres años comenzaron a aparecer cuerpos. El 11 de abril de 2011 las autoridades descubrieron 89 cadáveres en una fosa común. Hallarían 22 más. Para febrero de 2012, los muertos eran 331. Ahora la cuenta ronda los 350. El Gobierno mexicano atribuye esas víctimas, de las que solo 37 han sido identificadas, a Mario Núñez Meza alias M-10 o El Mayito, detenido esta semana en Ciudad Juárez, Chihuahua, en la frontera norte del país.

Núñez Meza es, según las autoridades, un cercano colaborador de Joaquín El Chapo Guzmán, el líder del cartel de Sinaloa. Un informe de la inteligencia norteamericana de 2010 califica la organización como “la red de narcotráfico más grande del mundo”. En los últimos 10 años, ha introducido 200 toneladas de cocaína a EE UU. La fortuna de Guzmán está calculada en mil millones de dólares y el capo ocupa el sitio 65 de la lista de Forbes.

Un testigo protegido del Gobierno de Estados Unidos señaló a Núñez Meza, de 39 años, como el que inició y encabezó la ofensiva del cartel de Sinaloa para apoderarse de Ciudad Juárez, la principal entrada de narcóticos a Estados Unidos. La lucha entre carteles causó más de 8.000 muertes entre 2008 y 2011. El detenido es, según las autoridades, también sospechoso de ordenar el asesinato de al menos cuatro agentes de policía.

Las autoridades mexicanas han detallado que Núñez fue encontrado en una casa de seguridad en Juárez donde guardaba una ametralladora, varias armas y 14 explosivos del mismo tipo de los que se utilizaron para detonar un coche bomba en la ciudad en 2010. El arresto ocurrió sin que se detonara un arma.

El portavoz del gabinete de seguridad, Eduardo Sánchez, dijo este jueves que Núñez Meza es uno de los 122 “objetivos relevantes” que el Gobierno de Peña Nieto se ha marcado en la ofensiva contra el narcotráfico. Hasta el momento han capturado a 63, detalló. No se ha difundido una lista con los nombres de los perseguidos.

Desde el inicio de su Gobierno, el 1 de diciembre del año pasado, Enrique Peña Nieto ha marcado distancia de la estrategia mediática del expresidente Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012), que solía presentar a los capos detenidos en ruedas de prensa que se emitían en horario de máxima audiencia. El nuevo Gobierno ha optado por un mensaje mucho más discreto. El supuesto delincuente no es expuesto ante las cámaras y las autoridades se limitan a informar de la operación.

La sangrienta lucha contra el narcotráfico, emprendida por Calderón al inicio de su Gobierno, ha dejado al menos 70.000 muertos y cerca de 30.000 desaparecidos en los últimos siete años.

Anuncios

Rastreado en www.lavanguardia.com

El militar de 56 años que el pasado lunes mató en Cádiz a su hija de 12 años y después de suicidó padecía un trastorno mental, según las primeras investigaciones.

Las investigaciones para esclarecer lo ocurrido en la mañana del lunes en el número 38 de la avenida Portugal de la capital gaditana continúan bajo la dirección del Juzgado de Instrucción número 3 de Cádiz, que ha decretado el secreto de sumario, han informado a Efe fuentes policiales.

Aunque la autoría de los hechos está probada, la investigación se centra en saber cuáles fueron los motivos que indujeron a matar a su hija a este militar, R.G.H., que era jefe de un gabinete de psicología de la Armada en San Fernando (Cádiz) y no jefe de Psiquiatría del Hospital Militar San Carlos, como se informó en un principio.

Según avanza el diario La Voz de Cádiz en su edición de hoy, los investigadores creen que un trastorno mental pudo ser el detonante de este suceso, después de que se haya descartado un episodio de violencia de género.

Se basan también en las declaraciones de la esposa del militar, que se encontraba en la vivienda en el momento de los hechos y que estuvo prestando declaración durante toda la jornada del lunes.

Según afirma el periódico, este militar psicólogo de 56 años padecería desde hace años una dolencia mental, se había encerrado en sí mismo y atravesaba un estado de depresión severo, aunque no habría pedido ayuda externa.

Rastreado en www.lavanguardia.com

Un profesor y encargado de una residencia estudiantil de un colegio privado fue detenido por supuestamente violar a 14 niñas en los últimos tres años en el estado de Arunachal Pradesh, en el noroeste de la India, informó hoy la prensa local.

El docente fue arrestado ayer en la ciudad de Likabai después de que algunos estudiantes denunciasen las violaciones de niñas de entre 4 y 13 años a la Policía, de acuerdo con la agencia local PTI.

La población se echó a la calle para protestar por los hechos y reclamó la pena capital para el detenido ante la comisaria de la ciudad.

Según PTI, los estudiantes denunciaron el caso ante el director del colegio pero este no tomó medidas, lo que llevó a los jóvenes a escapar del centro educativo y acudir a la Policía.

El director y dos miembros de la dirección del centro han sido detenidos para ser interrogados.
La semana pasada una fotoperiodista fue violada por cinco personas mientras trabajaba en un reportaje para una revista en Bombay.

Desde finales de 2012 la India vive en un estado de psicosis por los continuos casos de agresiones sexuales que han acaparado las portadas de la prensa local e internacional.

El detonante fue la brutal violación que en diciembre sufrió una estudiante de 23 años por parte de seis individuos en un autobús en marcha en Nueva Delhi.

La joven falleció trece días después del ataque y su muerte desató una ola de protestas sin precedentes en el gigante asiático y dio pie a un profundo debate sobre la discriminación que padecen las mujeres en muchos ámbitos de la sociedad.

Los escándalos han afectado algo al turismo extranjero en la India, según datos oficiales y de operadores turísticos, y las autoridades modificaron el Código Penal para endurecer las penas contra condenados por violación.

Un tribunal de la capital india debe emitir próximamente un veredicto en el caso referente a la joven estudiante agredida en el autobús.

Los observadores creen que la pena de muerte será el castigo probable para los cuatro acusados de dicho crimen.
Un quinto presunto implicado se suicidó en la cárcel, según la versión oficial, y un sexto supuesto agresor era menor de edad cuando ocurrieron los hechos y ha sido juzgado por un tribunal juvenil que como máximo le impondrá una pena de tres años de internamiento.

Rastreado en internacional.elpais.com

Un jurado militar ha condenado a la pena de muerte al Nidal Malik Hasan, el comandante del Ejército de EE UU que en noviembre de 2009 asesinó a 13 compañeros e hirió a otros 32 en Fort Hood. En la actualidad sólo hay cinco soldados en el corredor de la muerte. El último miembro del Ejército en ser ejecutado fue John Bennet, que murió ahorcado en 1961 por haber violado a una niña de 11 años.

Hasan, que acudió vestido con ropa talibán, escuchó el veredicto impasible. La semana pasada, el mismo jurado lo encontró culpable de todos los cargos que pendían sobre él. La condena a la pena capital es apelable de manera inmediata, pero no está claro si Hasan, que durante el proceso se representó a sí mismo, tiene intención de recurrir el fallo. A lo largo del juicio, que comenzó el 6 de agosto, este antiguo psiquiatra del Ejército, ha declinado presentar testigos, interrogar a los de la fiscalía o realizar ningún alegato en su defensa.

Los abogados a los que él rechazó señalaron a la juez que presidía la sala que con esa actitud quedaba patente que Hasan buscaba de manera deliberada ser condenado a la pena capital para poder morir como “un mártir”. Durante su intervención final, el fiscal fue muy claro con el jurado. “No se engañen. Él no está entregando su vida, nosotros se la estamos quitando a él. Esto no es su regalo a Dios, es su deuda con la sociedad”.

En la que ha sido su única intervención en el proceso, Hasan reconoció ser el autor de la matanza del pasado 5 de noviembre. Entonces, el comandante comenzó a disparar indiscriminadamente sobre sus compañeros que hacían cola para vacunarse antes de ser destinados a Afganistán, perpetrando la mayor matanza de soldados sufrida por el Ejército de este país en suelo estadounidense. Hasan siempre ha alegado que perpetró la masacre para defender a talibanes de morir a manos de las tropas de EE UU en Afganistán. Un argumento que la juez militar le prohibió emplear para basar su defensa y contra el que podría recurrir si decide apelar.

Hasan permanecerá en el corredor de la muerte de Fort Leavenworth (Kansas), donde están los otros cinco soldados condenados a la pena capital. El comandante aún deberá esperar mucho tiempo hasta ser ejecutado. En el caso de la pena de muerte impuesta a militares, es el presidente de EE UU quien tiene la última palabra.

Rastreado en internacional.elpais.com

La Fiscalía de México DF ha informado este lunes por la tarde de que en las últimas semanas ha detenido a tres responsables directos del secuestro de 12 jóvenes en una discoteca del centro de la capital. Ha añadido que según la declaración de los arrestados el motivo del crimen fue un ajuste de cuentas por el asesinato de un traficante de droga al por menor. El jueves pasado la Fiscalía federal (Procuraduría General de la República) halló en un bosque cercano al DF una fosa común con los restos de 13 personas y hasta el momento ha podido identificar entre los restos los cuerpos de diez de los jóvenes secuestrados en la discoteca, un sórdido pub llamado After Heavens.

Las autoridades han detallado que según la versión de estos tres arrestados el crimen se debió a una venganza por el asesinato el 24 de mayo, dos días antes del secuestro de los jóvenes, de un traficante callejero conocido como Horacio Vite Ángel, alias El Chaparro, en una discoteca del barrio de La Condesa, cercano a la zona donde está el Heavens. En la rueda de prensa de este lunes el fiscal del DF, Rodolfo Ríos, afirmó que desconoce cómo pudo ser que una banda respondiese al asesinato de una persona con el secuestro y ejecución de otras 12, una represalia de unas proporciones inéditas en la capital. “Es lo que han señalado los testigos, nosotros no podemos emitir una opinión personal de por qué se ha dado esto”, dijo el fiscal.

Los arrestados por participar directamente en los hechos son Ricardo Antonio Méndez Muñoz, que habría estado en el lugar de los hechos (una calle estrecha que sale de una de las principales avenidas del centro del DF) haciendo labores de vigilancia mientras el comando de secuestradores esperaba a que sus víctimas salieran del local; Jesús Carmona Aiza, socio del Heavens, que habría tenido conocimiento por anticipado del plan del secuestro y lo habría facilitado; y Víctor Manuel Aguilera García, arrestado en un hotel del DF, que en el mismo día del secuestro habría participado en el traslado de los jóvenes al municipio de Tlalmanalco, donde se encuentra la fosa en la que han aparecido los cadáveres.

La Fiscalía del DF, responsable de la investigación con ayuda de la Fiscalía federal, sostiene que en el rapto estuvieron directamente involucrados 17 individuos, por lo que 14 de ellos siguen prófugos. Los tres arrestados, que se encuentran en estado de detención provisional, fueron localizados gracias a las grabaciones de cámaras de seguridad que había en la zona del secuestro. El fiscal también ha recordado durante estos tres meses de pesquisas que han sido arrestadas y encarceladas a la espera de juicio, bajo acusación de secuestro agravado, otras cuatro personas: dos socios del Heavens, Mario Alberto Rodríguez Ledesma y Ernesto Espinoza Lobo, y dos empleados del bar.

Minutos antes de que empezase la rueda de prensa de este lunes se vivió un momento de cierta tensión por la voluntad de una madre de uno de los secuestrados de presenciar la comparecencia a tan solo unos pasos a la derecha del atril del fiscal, pese a los intentos de disuadirla que hizo personal de la fiscalía. Julieta González, madre de la raptada Jennifer Robles, de 23 años, entró en la sala de prensa por decisión propia y protestó porque las autoridades no la habían avisado de que habría un nuevo parte de información oficial sobre el caso. Las familias ya se habían quejado más de una vez de que las autoridades se han comprometido a tenerlas siempre informadas en primer lugar de los avances de las pesquisas y que sin embargo, en ocasiones, filtran a los medios datos que ellos desconocen o dan nuevos partes sin ponerlas sobre aviso.

La señora González, delante de los medios de comunicación convocados para la rueda de prensa, dijo estas palabras en un tono duro: “No tienen ni la delicadeza de hablarte y decirte vieja pendeja, venga porque vamos a decir que ya agarramos a uno”. El caso, que este lunes ha cumplido tres meses desde el día de los hechos, ha implicado una constante tensión entre las demandas de las familias de que se consigan resultados en la investigación y el errático proceso de pesquisas que ha llevado a cabo hasta el momento la fiscalía del DF. Las palabras de la señora González fueron una muestra más del creciente desencuentro de las familias del caso Heavens con las autoridades.

CASO HEAVENS

Publicado: 28 agosto, 2013 en FUERA DE ESPAÑA

Rastreado en internacional.elpais.com

Desde que el 26 de mayo fue raptado un grupo numeroso de jóvenes a plena luz del día en una discoteca del centro de México DF, un hecho sin precedentes de tal calibre en la capital, la pregunta más apremiante fue saber si los habían matado. El jueves pasado la Fiscalía halló una fosa con 13 cuerpos que poco a poco van siendo identificados como los restos de aquellos jóvenes. Ahora las familias de las víctimas piden dos cosas: una, que forenses extranjeros confirmen la identidad de los cadáveres para que no les queden dudas de que son ellos, pues no confían en las autoridades, y otra que se vislumbra como una nueva etapa del caso enredada y de final incierto: que se detenga a los responsables y que se averigüe quién y por qué lo hizo.

La solución a estas últimas preguntas implica un asunto de peso: si en la capital de México, que se decía libre de los fenómenos de extrema violencia criminal que se dan en otras zonas del país, existe también esta amenaza. El alcalde de la ciudad, Miguel Ángel Mancera, ha reiterado que es un caso aislado que tiene que ver con riñas de pandillas pero no con carteles o grandes mafias. Pero algunos aspectos del caso hacen dudar de que los responsables sean meros pandilleros.

Al grupo de jóvenes se lo llevaron (según la propia versión oficial) 17 individuos en coches, lo que indica un cierto grado de organización, y lo hicieron a plena luz en el corazón de la capital, en una zona turística y de grandes empresas que cuenta siempre con un nivel de vigilancia considerable. Las familias de las víctimas desde el principio han sospechado que hubo elementos policiales corruptos que facilitaron la operación, aunque según los partes oficiales de la investigación no existe indicios de ello.

Hasta la fecha las autoridades han detenido a dos hombres que supuestamente formaron parte del comando que se llevó a los jóvenes

El abogado de cinco de las familias de los desaparecidos, Ricardo Martínez, ha afirmado a este diario que se trata de un acto del crimen organizado. Él, de acuerdo con las versiones de tres testigos de los hechos, unos amigos de los secuestrados que lograron escapar del local por la azotea, afirma que en la operación participaron más de 30 personas y que los secuestradores llevaban armas largas, extremo que la fiscalía del DF ha negado basándose en su análisis de las imágenes que captaron cámaras de seguridad privadas de la zona.

Otro factor de incerteza que las autoridades no han explicado es la muerte de uno de los tres dueños de la discoteca, conocida como After Heavens. Este hombre, Dax Rodríguez Ledesma, apareció calcinado junto a dos chicas, también quemadas, en un paraje del Estado de Morelos, limítrofe con México DF. La calcinación de los cadáveres es un fenómeno usualmente relacionado con ejecuciones de la delincuencia organizada.

Hasta la fecha las autoridades han detenido a dos hombres que supuestamente formaron parte del comando de 17 personas que se llevó a los jóvenes y a cinco personas relacionadas con la discoteca, tres socios y dos empleados. El gerente del local permanece prófugo. Por lo demás, la fiscalía federal ha arrestado a otras dos personas que se encontró en la zona de la fosa clandestina, pero lo único que han dicho sobre ellos las autoridades es que se trataban de dos “lugareños”. Tampoco convence a las familias la explicación que ha dado la fiscalía federal del hallazgo de la fosa común: según la versión oficial, se la encontraron por casualidad en una operación de búsqueda de armas.

La fiscalía del DF, de momento, mantiene su hipótesis de que el rapto y ejecución de los jóvenes (con edades entre los 16 y los 34 años) es obra de pandillas enfrentadas por el dominio del mercado de la droga en los locales de ocio nocturno del centro de la ciudad. El Heavens está en una de esas áreas céntricas de narcomenudeo, la Zona Rosa, y dos días antes del secuestro de los jóvenes fue asesinado a tiros un supuesto distribuidor de droga en una discoteca del barrio de la Condesa, cercano a la Zona Rosa. La fiscalía del DF, en base a testimonios de los arrestados, han dicho que el secuestro del Heavens fue la respuesta a ese asesinato, pero no ha explicado cómo es posible que la venganza por un asesinato haya sido la matanza de 13 personas, algo que nunca había ocurrido en la capital, un vendetta de proporciones inverosímiles.

Expertos mexicanos en crimen organizado consultados de forma anónima por este diario vislumbran que el caso va más allá de una reyerta de pandillas. Un ex alto cargo de los servicios de inteligencia del Estado explicó que lo más probable es que en los hechos no haya estado involucrado uno de los grandes carteles que operan en otras zonas del país, pero que eso no implica que en el caso no haya habido presencia de delincuencia organizada. Según su tesis, en la capital los negocios sucios no están controlados estructuralmente por carteles monopólicos sino por redes delictivas de menos tamaño que suponen otra tipología de crimen organizado. “Todo el mundo piensa en modelos de mafia como el del Chapo Guzmán [cabeza del mexicano cartel de Sinaloa] o el de Pablo Escobar [el histórico capo del cartel de Medellín], y es verdad que no hay en eso en el DF. Pero hay conglomerados de grupos criminales. No deberíamos hablar en este caso de organizaciones sino de redes”, detalló este especialista en inteligencia, que cree que la particularidad del caso Heavens es que los delincuentes locales desbordaron los esquemas usuales de acción delictiva en la capital, que por su importancia política y simbólica es mucho más sensible que otras zonas a los actos mafiosos de gran calibre y requiere de mayor discreción criminal. “No calcularon el escándalo mayúsculo que habría, se pasaron del límite”.

Otra fuente consultada por este diario, un antiguo alto funcionario de las fuerzas públicas del DF, considera, con un enfoque similar al anterior, que en este caso ha habido “un empoderamiento criminal”, es decir que los grupos delictivos locales se han pasado de la raya, y que lo han hecho porque se han sentido impunes, factor que él vincula a la posibilidad de que estuviesen “protegidos” por agentes corruptos.

En cuanto a las víctimas, las autoridades no han dicho en ningún momento que alguna de ellas tuviese antecedentes relacionados con grupos delictivos o que en la actualidad formasen parte de una banda. Tampoco se ha dicho que alguno de ellos tuviera algo que ver con el asesinato del traficante de La Condesa, supuesto móvil del crimen del Heavens, y si en tal caso otros de los secuestrados fueron víctimas sobrevenidas por el simple hecho de estar de fiesta con ellos.

El caso Heavens ha causado y sigue causando mucho ruido, demasiado para lo acostumbrado en la capital, y tres meses después de los hechos aún se espera a que se desvele quién dio el golpe y por qué lo hizo de esta manera estrepitosa.

CRONOLOGÍA DEL CASO:

  • 26 de mayo: En la mañana del domingo 26 de mayo, doce jóvenes son secuestrados en el after hours Heavens, en la Zona Rosa del Distrito Federal, un barrio céntrico de la ciudad. Las primeras informaciones apuntan a que son 11 los desaparecidos aunque después se sabrá que la cifra alcanza la docena.
  • 31 de mayo: La Fiscalía del Distrito Federal reconoce que no tiene más evidencias sobre la desaparición de los jóvenes que las denuncias de los familiares. En una entrevista radiofónica, Rodolfo Ríos, fiscal del DF, dice que no pueden asegurar que se trate de un secuestro. “Los datos que tenemos, hasta ahorita, es que están desaparecidos. Es decir hasta el momento, no hay ninguna llamada donde soliciten algo a las familias para su liberación”, asegura.
  • 4 de junio: La fiscalía de la capital mexicana aprueba la versión de las familias de las víctimas y confirma que un grupo de personas desapareció misteriosamente del after hours. El fiscal Rodolfo Ríos explica que están buscando a 12 personas, la mayoría de ellas del barrio de Tepito. “No tenemos indicios de que estén con vida o de que estén sin vida”, dice Ríos.
  • 6 de junio: Gabriel Carrasco, apodado El Diablo, jefe de seguridad del Heavens, confirma que los 12 de Tepito fueron secuestrados. Tras ser detenido, declara que los dueños del after hours —dos hermanos y un socio— facilitaron el rapto de los jóvenes. Ese mismo día, Mario Ledesma, uno de los dueños, se entrega a la fiscalía. Su hermano y el otro socio no están localizados. Este mismo jueves 6 de junio, un tiroteo en el barrio de Tepito deja cuatro víctimas mortales.
  • 7 de junio: El jefe de Gobierno de DF, Miguel Ángel Mancera, afirma que en la ciudad existen grupos de narcomenudeo pero no organizaciones criminales como las que operan en el resto de la República. Por su parte, la procuraduría de DF indica que los jóvenes fueron secuestrados “por una pandilla” y difunde un vídeo en el que se ve cómo 17 personas los meten en ocho coches particulares en el exterior de la discoteca.
  • 24 de junio: La procuraduría de DF anuncia la detención de tres personas relacionadas con el caso. Una de ellas es Armando Hernández, alias El Ostión, hermano de uno de los fundadores de la banda delictiva de Tepito La Unión. La fiscalía dice que una de sus líneas de investigación es que el secuestro sea una venganza por conflictos internos entre La Unión y Los Tepis, otra banda que opera en Tepito por el control del narcomenudeo en zonas de la capital como el barrio de la Condesa.
  • Con estos tres casos, ya son siete las personas detenidas: las otras cuatro son uno de los dueños del Heavens, su esposa, uno de los camareros del local y El Diablo, el encargado de seguridad.
  • 28 de junio: Ernesto Espinosa Lobo, el principal accionista de la discoteca, es detenido en una casa del DF en la que se vendía y consumía droga.
  • 1 de julio: Las autoridades de DF imputan a tres personas por secuestro agravado: Mario Rodríguez Ledesma, un empleado, Andrés Estuard Henonet, y el encargado de seguridad, Gabriel Carrasco, alias El Diablo.
  • 2 de julio: Dax Rodríguez Ledezma, uno de los tres propietarios del afterhours Heavens, aparece calcinado en el Estado de Morelos. Estaba prófugo y se le buscaba por su relación con el secuestro.
  • 22 de agosto: El fiscal de DF informa de que se ha encontrado una fosa con al menos siete cuerpos en el municipio de Tlamanalco, en el Estado de México. Rodolfo Ríos Garza asegura que se están realizando las pruebas de ADN para poder determinar si los cadáveres corresponden a los 12 desaparecidos de Tepito, como habían anunciado algunos medios de comunicación mexicanos.
  • 23 de agosto: La Procuraduría General de la República, en rueda de prensa con la fiscalía de la capital del país, informa que son 13 los cuerpos hallados en la fosa de Tlamanalco y que al menos cinco han sido identificados como los jóvenes desaparecidos.

Rastreado en eldia.es

Un joven de 27 años cuya identidad no ha sido facilitada, ha sido detenido en la localidad murciana de Archena tras disparar y apuñalar a su padre, de 67 años, que se encuentra ingresado en estado grave en el Hospital Morales Meseguer de Murcia.

Según han informado fuentes del 112 y de la Guardia Civil, el suceso tuvo lugar ayer a las 17.33 horas en un dúplex de la calle Cibeles de la citada localidad, cuando padre e hijo se enzarzaron en una disputa, y el hijo le disparó varias veces en el pecho con una pistola de aire comprimido y le propinó una puñalada con un machete de 35 centímetros.

El agredido llamó al 112 solicitando asistencia médica, según han indicado fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias, que han señalado que hasta el lugar se desplazaron agentes de la Guardia Civil y una ambulancia, cuyos sanitarios estabilizaron al herido en el lugar del suceso y lo trasladaron al hospital, donde nada más llegar fue intervenido.

Según la Policía Local de Archena, el joven, que fue detenido poco después del incidente y que se encuentra en comisaría, relató a los agentes tras su arrestó que agredió a su padre porque “estaba cansado de que le amenazase y le hiciese la vida imposible