Archivos para mayo, 2013

Rastreado en www.diariodecadiz.es

Dos hermanos de corta edad fallecieron ayer en su vivienda de la calle Huesca, en la barriada de La Bajadilla. Eran una chica, la más pequeña, de entre 2 y 3 años, y un chico de entre 3 y 4 años, de origen magrebí, que fueron encontrados por su madre cuando ésta regresó del trabajo. Están abiertas las hipótesis sobre las posibles causas de la muerte.
Las circunstancias que rodearon el suceso estaban al cierre de esta edición por aclararse, por las características de lo ocurrido y también porque sobrevino ya a las nueve menos cuarto de la noche, aproximadamente.
El relato de los hechos conocido indica que los niños estaban al cuidado de una tercera persona, una cuñada de la madre, según diversas fuentes. Pero la progenitora llegó al domicilio y los halló solos y aparentemente inconscientes. Ningún objeto a su alrededor permitió en principio aventurar qué es lo que podía haber sucedido y se constató que el suelo estaba limpio. Al cierre de esta edición la Policía buscaba a la cuñada en busca de una posible explicación.
Según contaron testigos presenciales, la madre salió a la calle rápidamente pidiendo auxilio y una ambulancia. Fue en ese momento cuando Emergencias 112 tuvo el aviso de lo que estaba pasando. Informó a este diario de que recibió una llamada telefónica de un particular que alertaba de la presencia de un menor desvanecido en la calle Huesca.
Inmediatamente se dio alerta a los servicios sanitarios, así como a la Policía Nacional y Local. Entre tanto varios vecinos trataron de ayudar a los pequeños y auxiliar a la madre, en vano. El niño y la niña desgraciadamente habían fallecido. Los profesionales sanitarios certificaron la muerte.
La Policía acordonó la calle Huesca unas cinco horas. Durante ese periodo de tiempo hizo acto de presencia la Policía Científica para recabar indicios. La propia madre estaba presente. La juez de guardia llegó alrededor de las doce y media de la noche para el levantamiento de los cadáveres, que se realizó más allá de la una de la madrugada.
A esa hora todavía quedaban algunos de las decenas de vecinos que se habían congregado en torno a los cordones policiales.
Al lugar del suceso también acudió el alcalde, José Ignacio Landaluce, y otros miembros del equipo de gobierno, que permanecieron en todo momento en la zona. El Ayuntamiento emitió un comunicado a medianoche en el que informó de que el primer edil ha decretado dos días de luto oficial en señal de duelo por la muerte de los dos niños. Hasta las 00.00 horas del domingo 2 de junio todos los actos organizados por el Consistorio han quedado suspendidos y las banderas de las distintas dependencias municipales ondearán a media asta.
Igualmente, Landaluce propondrá a primera hora de la mañana de hoy a los portavoces de los grupos políticos la suspensión del pleno ordinario convocado para las 11.30 y su traslado a la próxima semana.
A los pocos minutos de conocerse la noticia la red social Twitter se convirtió en un hervidero de mensajes de condolencias. Muchas personas mostraban su pesar por el fallecimiento de los dos menores, a la vez que los medios de comunicación nacionales iban haciéndose eco del suceso.
Anuncios

LA MALDICIÓN DE LOS TSARNAEV

Publicado: 31 mayo, 2013 en FUERA DE ESPAÑA

Rastreado en www.lavozdigital.es

Para quienes aceptan que los hermanos Tsarnaev colocaron las dos bombas que estallaron en la meta del maratón de Boston sólo queda una duda: ¿Actuaron solos? Cuando la policía revisó el teléfono móvil de Tamerlan Tsarnaev en busca de posibles conexiones extranjeras encontró el nombre de un checheno, Ibragim Todashev. Ahí empezaron los problemas de este joven de 27 años que ahora yace en una morgue de Florida. Su único crimen, haber ido al mismo gimnasio que el mayor de los Tsarnaev.

La maldición de los Tsarnáev

El padre de Todashev con la foto de su cadáver durante una rueda de prensa en Moscú. :: M. SHIPENKOV / EFE

«Ni siquiera eran amigos, sólo conocidos», dijo ayer a este periódico Hassan Shibly, que representa legalmente a su viuda en la difícil misión de descubrir qué ocurrió el 22 de mayo, cuando la policía le metió siete tiros, incluyendo uno en la cabeza. Para su padre, ése fue el tiro de gracia que confirmó la ejecución. «Tal vez sabía algo que la policía no quería que saliera a la luz y decidieron callarlo para siempre», especuló ayer Abdulbaki Todashev en la conferencia de prensa que dio en Moscú. El hombre se desplazó hasta la capital rusa para pedir un visado en la embajada de EE UU con el que ir a recoger el cadáver de su hijo y averiguar lo que le ha pasado. «Quiero justicia, quiero una investigación, quiero que lleven a esos tipos a juicio. No son agentes del FBI, son bandidos».

En los días que siguieron a su asesinato, las filtraciones compensaron el silencio oficial. «Fuentes» del FBI y de la policía dijeron a distintos medios que Todashev estaba a punto de firmar una confesión del triple homicidio sin resolver con el que se quiere conectar a Tamerlan Tsarnaev. Uno de los tres muertos era su mejor amigo, pero el mayor de los Tsarnaev no fue al entierro. Eso no despertó mayores sospechas hasta que el FBI le declaró culpable de los atentados de Boston, lo que hizo reabrir el caso de los tres jóvenes degollados el 11-S de 2011.

Nada, sin embargo, le conecta todavía a ese crimen, y menos a Todashev, que según su padre ni siquiera le creía culpable de los atentados. El abogado de su viuda sostiene que ésta puede demostrar que ni siquiera estaba en Boston el día de los asesinatos. Tampoco el FBI parece tener grabado el interrogatorio de cinco horas que acabó en su muerte, presuntamente porque él se volvió agresivo. Las filtraciones iniciales decían que de pronto amenazó a un agente con un cuchillo y éste disparó en defensa propia. Luego, el cuchillo resultó ser una espada de Samaria, que ahora ni siquiera estaba en manos de Todashev, sino en alguna parte de la casa. La última filtración sostiene que, tras casi cinco horas de interrogatorio, el joven perdió los nervios y tiró la mesa, lo que provocó que al menos un agente del FBI se golpeara la cabeza contra la pared, con heridas que merecieron varios puntos. Como Todashev era boxeador y experto en artes marciales, los agentes alegarán que recurrieron a las armas para contrarrestrar el peligro.

«Es ridículo, hablamos de un hombre que estaba cooperando con la policía, que canceló el billete que tenía para ir a pasar el verano con su padre a Chechenia para cooperar con la investigación», explica Shibly. El abogado y director ejecutivo del Consejo de Relaciones Islámico Americanas de Florida (CAIR), insiste en que no acusa a nadie de nada, solo pide que se investigue si se violaron sus derechos. Dado que Todashev estaba desarmado, este último punto parecería obvio, de no ser porque en EE UU las fuerzas del orden tienen derecho a defenderse con sólo temer por su vida. Así es como los cuatro policías que le metieron 41 disparos a un joven guineano de Nueva York, llamado Amadou Diallo, fueron famosamente absueltos, aunque pagaron tres millones de dólares a su madre en compensación.

CAIR no busca dinero, sino proteger los derechos de otros musulmanes que puedan encontrarse cara a cara con la policía. En casa de Todashev, los agentes del FBI y de la policía de Massachusetts le retuvieron sin haberle detenido e incluso despacharon a su amigo, que le esperaba fuera. El mismo al que luego entregaron el cadáver y tomó las 16 fotos que ayer blandía su padre.

Rastreado en www.europapress.es

El sargento estadounidense acusado de la muerte de 16 civiles en la provincia de Kandahar, en el sur de Afganistán, ha alcanzado un acuerdo con la Fiscalía para evitar ser condenado a muerte, según ha informado una de sus abogadas, Emma Scanlan.

Robert Bales

Foto: REUTERS

Robert Bales se enfrenta a 16 cargos de asesinato premeditado, seis de intento de asesinato y siete de asalto, entre otros.

Scanlan ha indicado que Bales se declarará culpable de los cargos de asesinato premeditado y se presentará ante un tribunal militar para escuchar su sentencia a cadena perpetua a la espera de que se le conceda la libertad condicional.

La versión oficial del Ejército plantea que Bales, de 39 años, abandonó su base a primera hora de la mañana del 11 de marzo y se dirigió a dos pueblos para disparar y apuñalar a varias familias. Al menos nueve de los fallecidos eran niños.

Durante las vistas previas celebradas en noviembre, la Fiscalía aseguró que el sargento Bales había actuado de forma deliberada y sugirió como móvil de su ataque una posible venganza. Uno de sus compañeros había perdido una pierna a consecuencia de un atentado con bomba.

La defensa, por su parte, se agarró al consumo de alcohol, esteroides y pastillas para poner en cuestión el estado mental del acusado. Sus abogados, que no han presentado una versión alternativa de los hechos, han esgrimido que Bales sufría estrés postraumático.

Desde que en 1984 se revisó la normativa para los procesamientos de casos graves en tribunales militares, 16 hombres han sido sentenciados a ser ejecutados y cinco de ellos se encuentran en el corredor de la muerte. Nueve de las 16 sentencias fueron apeladas y otras dos, canjeadas por cadena perpetua.

El presidente de Estados Unidos debe aprobar estas sentencias, algo que solo ha ocurrido en uno de los 16 casos, en 2008, durante el mandato de George W. Bush. Desde 1961, el país norteamericano no ha ejecutado a nadie que haya sido condenado por el fuero militar.

Rastreado en observatorio.cisde.es

El Servicio Secreto de los Estados Unidos confirmó ayer que está investigando una carta sospechosa de contener el veneno conocido como ricina y que habría sido enviada al presidente Barak Obama, similar a la que ya le enviaran anteriormente, o la enviada al alcalde de Nueva York.

De confirmarse, sería la segunda vez, en menos de dos meses que se envía una carta de estas características contra la Casa Blanca.

La carta fue interceptada en el lugar donde se procesa toda la correspondencia que se envía la presidente y enviada al laboratorio para su análisis. “El servicio de control del correo de la Casa Blanca interceptó la carta dirigida a la Casa Blanca que era similar a las cartas enviadas previamente al alcalde Bloomberg”, ha señalado el portavoz del Servicio Secreto, Edwin Donovan al portal “Político”, “ha sido remitida al Equipo Conjunto Antiterrorismo del FBI para que realice las pruebas necesarias y proceda a investigarlo”, ha añadido.

La cadena de televisión NBC ha asegurado que la carta, que no llegó nunca al complejo de la Casa Blanca, contenía un texto similar al de las misivas recibidas por el alcalde Bloomberg y contra el grupo contra las armas que lidera, Alcaldes contra las Armas Ilegales (Mayors Against Illegal Guns), y en las que rezaba  “lo que está en esta carta no es nada comparado con lo que tengo planeado para ti”.

Las dos cartas dirigidas a Bloomberg y a Alcaldes contra las Armas Ilegales hacían referencia  al debate sobre las leyes de posesión de armas de fuego y aseguraban que la posesión de armas de fuego era  “un derecho divino y constitucional”, y sentenciaba “Ejerceré ese derecho hasta que me muera”.

El ricino es una toxina muy peligrosa, que al ser inhalada, incluso en pequeñas puede matar a una persona en un plazo de entre 36 y 48 horas por un fallo de los sistemas respiratorio y circulatorio. Además, no hay ningún antídoto conocido contra este veneno, por el momento.

Varios policías de Nueva York que estuvieron en contacto con las cartas están siendo “examinados de síntomas menores como consecuencia de la exposición a la ricina”, aseguran fuentes oficiales que puntualizan que el alcalde nunca llegó a estar en contacto con las misivas.

Rastreado en www.laregion.es

Antes de que José Luis Lamelas Álvarez entrase en la sala de vistas de la Audiencia cerca de las nueve de la noche para escuchar el veredicto del jurado popular que vio su causa, ya se respiraba en el rellano del segundo piso del Pazo cierto presagio de condena. Los abogados de la defensa manejan a modo de máxima no escrita que cuanto más horas se tarda en deliberar más probabilidades tiene un acusado de salir bien parado. Y también que a una condena de un tribunal popular es difícil que siga una absolución, aunque sean otros los que lo integren.

José Luis Lamelas, ayer tras conocer el veredicto del jurado. (Foto: XESÚS FARIÑAS)

José Luis Lamelas, ayer tras conocer el veredicto del jurado. (Foto: XESÚS FARIÑAS)

En el caso de José Luis Lamelas, juzgado por segunda vez por el asesinato con estricnina de un vecino de Castro de Escuadro (Maceda), el jurado solamente dedicó la tarde de ayer, hasta las ocho, a dirimir la culpabilidad o inocencia del procesado. Para ello hubo de responder a un objeto de veredicto compuesto por 10 cuestiones en las que se planteaban dos posibilidades de condena (por homicidio imprudente y asesinato) y la absolución.

El jurado lo tuvo claro y condenó por unanimidad a Lamelas Álvarez por asesinar a su convecino Felisindo González, al dar por probado que el 22 de noviembre de 2009 acudió a un paraje llamado O Pereiro y ‘depositó en la entrada de la finca de la víctima, colgada de su cancilla de madera, una bolsa de plástico que contenía, además de conservas y dos mandarinas, una botella de vino perfectamente encorchada en la que había introducido una cantidad importante de estricnina’. Según consideró el jurado, el inculpado, al mismo tiempo, colocó en las proximidades de la cancilla restos de productos consumidos alrededor para crear la sensación de que habían estado allí otras personas.

Esta acción, tal como valoraron los ciudadanos que vieron el caso, fue realizada ‘con ánimo de provocar la muerte por envenenamiento de Felisindo González, sabedor, por conocer sus costumbres y que era una persona confiada, que iba a ingerir el contenido de la botella, una vez la tuviese en su poder’.

El veredicto de culpabilidad también recoge el móvil del asesinato, que la magistrada introdujo en el primer punto del veredicto: el profundo resentimiento que sentía Lamelas por González a consecuencia de las diferencias surgidas entre ellos en la gestión de una explotación ganadera que habían llevado de forma conjunta hacía muchos años.

La sentencia que en los próximos días dictará la magistrada presidenta del tribunal del jurado, Amparo Lomo del Olmo, contemplará penas que oscilarán entre los 15 años (la mínima que pidió la defensa) y los 17 que solicitaron el fiscal y la acusación particular en sus conclusiones definitivas. Todo ello sin la posibilidad de la concesión del indulto porque el jurado en su veredicto no lo contempló.

El letrado de Lamelas anunció que, una vez conocida la sentencia y las pruebas que estimó el jurado para determinar la culpabilidad, examinará un posible recurso, máxime cuando el primer juicio, con veredicto de culpabilidad de un jurado, fue anulado por el Tribunal Supremo. También aseguró que mientras las sentencia no sea firme entiende que su cliente debe seguir en libertad provisional.

Rastreado en www.laregion.es

La Guardia Civil halló a una mujer, Dolores E.L. de unos 55 años de edad y sin aparentes signos de violencia, así como a su ex pareja, de 43 años, sin vida en la mañana de ayer en sendos domicilios de la localidad jiennense de Alcalá la Real, según informaron fuentes de la Benemérita.

Empleados funerarios trasladan el cuerpo de la mujer que fue encontrada muerta a manos de su expareja. (Foto: J.M. PEDROSA)

Empleados funerarios trasladan el cuerpo de la mujer que fue encontrada muerta a manos de su expareja. (Foto: J.M. PEDROSA)

El cadáver de la mujer fue encontrado por agentes del cuerpo en una casa de la calle Brasil aproximadamente a las cinco y media de la madrugada de este jueves, mientras que poco después, en un inmueble de la Plaza Guardia Ávila García, era hallado el de su expareja, un varón que al parecer se ahorcó tras matarla presuntamente, según apuntan los primeros indicios.

Asimismo, el Instituto Armado indicó que tras descubrir el cuerpo de la mujer los agentes fueron en busca de su expareja, por la que al parecer había llamado en diversas ocasiones a las fuerzas de seguridad alertando de supuestos maltratos. Acudieron entonces a la casa del hombre, si bien una vez allí ‘no abría la puerta’.

Así las cosas, los agentes se auxiliaron de una escalera para acceder a la vivienda a través del balcón de la misma, si bien fue en este lugar donde se lo encontraron sin vida y con signos de haberse suicidado. Cabe destacar que sobre el varón no constaba ninguna orden de alejamiento respecto a la fallecida y tampoco denuncia de malos tratos interpuesta por ésta.

Fuentes municipales informaron de que después de acabar presuntamente con la vida de su ex pareja, el varón, realizó una llamada a los familiares diciendo que la mujer ‘estaba herida, pero que él no tenía nada que ver’. A continuación, podría haber acabado con su vida en el domicilio donde vivía.

Rastreado en www.lavanguardia.com

El Juzgado de Instrucción número 17 de Valencia ha ordenado prisión provisional, comunicada y sin fianza para los dos hombres detenidos junto a un tercero, ya en prisión, por su supuesta relación con la muerte de la exjugadora holandesa de voleibol holandesa Ingrid Visser y su novio, Lodewijk Severin.

Según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), la causa está abierta por un delito de doble asesinato, en relación al crimen de una pareja en Murcia, y ha sido decretada secreta.

El juzgado número 17, en funciones de guardia, ha tomado declaración a los dos detenidos, pero se ha inhibido en favor del Juzgado de Instrucción número 7 de Murcia.

Los detenidos, de 47 y 60 años, de nacionalidad rumana y residentes en Valencia, donde fueron arrestados el pasado lunes, no cuentan con antecedentes policiales importantes pero se les considera autores materiales de la desaparición y muerte de la exjugadora internacional de la selección de voleibol de Holanda y su pareja.

Tres jueces y forenses de España y Holanda, junto a policías de Murcia, Valencia y Madrid, en coordinación con agentes de aquel país, investigan las causas del crimen, aunque las desavenencias en los negocios son el principal móvil que se baraja.

El Juzgado de Instrucción número 16 de Valencia decretó ayer prisión provisional, comunicada y sin fianza para el primer detenido por estos hechos, el exgerente del club de voleibol CAV Murcia Juan Cuenca, al tiempo que la titular de este juzgado decretó el secreto de sumario sobre una causa abierta por dos delitos de homicidio.