Archivos para febrero, 2012

Rastreado en www.laregion.es

El cadáver fue hallado a las 21.25 horas del lunes por dos empleados de una subcontrata del Ayuntamiento de Pinto en el interior de una alcantarilla de la calle Cañada Real de la Mesta. Se trataba de una mujer de mediana edad, con signos de muerte violenta y en avanzado estado de descomposición.

El cadáver sólo tenía la ropa interior puesta y carecía de documentos, tatuajes o joyas que permitieran su identificación. Los operarios avisaron inmediatamente a la Benemérita, que se desplazó a lugar esta mañana. La inspección ocupar del cuerpo fue realizada por el Equipo de Laboratorio.

Los agentes precisaron la ayuda del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil de Valdemoro para recuperar el cadáver. Además, intervino la Unidad de Reconocimiento de Subsuelo de la Agrupación Rural de Seguridad para la búsqueda y localización de posibles vestigios en el lugar del hallazgo.

El levantamiento del cadáver se produjo, el presencia de la magistrado juez de instrucción número 7 de Parla a las 16.45 horas de hoy, y fue inmediatamente trasladado al Instituto Anatómico Forense de Madrid para la autopsia. Los primeros resultados de la misma han indicado que la mujer murió de un fuerte golpe en la cabeza.

La Benemérita trabaja con la hipótesis de que el cuerpo pueda ser de alguna mujer desaparecida en la zona en los últimos meses. Está instruyendo las diligencias el Grupo de Homicidios de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Madrid.

A preguntas de los periodistas, la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, se ha referido también a la mujer hallada muerta en una alcantarilla de Pinto, tras una reunión mantenida esta tarde con el alcalde de Rivas-Vaciamadrid, José Masa.

‘Quiero destacar que cuando se producen este tipo de crímenes violentos y en unas circunstancias penosas a la opinión pública le crea un determinado sentimiento. Pero la Policía Nacional y Guardia Civil trabaja muy bien y estamos asistiendo diariamente al desmantelamiento de bandas criminales’, ha comentado Cifuentes.
Anuncios

Rastreado en www.rtve.es

Al menos uno de los cinco estudiantes heridos hoy en un tiroteo en el instituto de Chardon, Ohio (EEUU) ha muerto, según ha informado el Jefe de la Policía de la localidad,Tim McKenna, informa Reuters. El supuesto autor de los disparos, al parecer otro alumno, ha sido detenido, según varias autoridades citadas por medios locales. La cadena Fox News asegura que al menos tres de los estudiantes heridos se encuentran en situación crítica.

El tiroteo ha ocurrido sobre las 07.40 hora local (13.40 en horario peninsular español) en la cafetería del instituto, según ha explicado Larry Reiter, miembro del consejo escolar, citado por Efe.

El supuesto autor de los disparos es, al parecer, un estudiante del mismo instituto, que tiene unos 1.150 alumnos, según los testimonios ofrecidos a la policía por los jóvenes que presenciaron el tiroteo, han informado los medios.

El sospechoso salió huyendo tras el tiroteo, pero fue capturado en las cercanías del instituto poco después, según ha declarado el agente de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) Scott Wilson a los periodistas que, que se ha negado a dar detalles del estado de los heridos.

Evan Erasmus, un estudiante del instituto, ha dicho a la cadena de televisión local WEWS-TV que los heridos son alumnos de otra escuela cercana que estaban en la cafetería del instituto.

Esos estudiantes estaban allí esperando al autobús que los iba a llevar a su escuela, de acuerdo con el testimonio de Erasmus. También ha informado que el detenido por el tiroteo supuestamente había colgado un mensaje en Twitter el domingo por la noche en el que decía que pensaba llevar hoy un arma al instituto.

Varios estudiantes han enviado mensajes de texto a sus padres avisándoles del tiroteo, que ha obligado a cerrar el instituto y a suspender las clases. La policía ha instalado un cerco alrededor del instituto, mientras decenas de padres y madres se congregaron frente al edificio en busca de noticias sobre sus hijos.

Por precaución, las autoridades han decidido cerrar también todas las escuelas de Chardon, de apenas 5.000 habitantes y situada a unos 30 kilómetros al este de Cleveland, una de las mayores ciudades de Ohio.

Rastreado en www.lavanguardia.com

La muerte de una niña de nueve años en la localidad de Attala (Alabama) ha conmocionado Estados Unidos. La pequeña Savannah Hardin falleció por las consecuencias de la deshidratación y falta de sodio que le produjo estar corriendo durante tres horas como castigo por haber mentido a su madrastra al decirle que no había comido unas chocolatinas.

Las autoridades han determinado que se puede tratar de un homicidio y la policía ha detenido a la madrastra y a la abuela como posibles responsables de la muerte. La investigación está tratando de determinar si la niña corrió durante horas siguiendo sólo órdenes verbales o si también hubo alguna coacción física para obligarle a continuar con el ejercicio que le causó la muerte. Sin embargo, diversas personas llamaron a la policía mientras la niña corría señalando que “algo no iba bien”, según ha contado el sheriff.

La pareja del padre de la niña, Jessica Mae Hardin, de 27 años, llamó a los servicios de emergencias el viernes, cuando vio que la niña se desmayaba mientras cumplía el castigo impuesto. Savannah Hardin fue ingresada y falleció el lunes. El miércoles la policía detuvo a Hardin y a la abuela de la niña, Joyce Hardin Garrard, de 46 años.

Rastreado en www.lavanguardia.com

Los Mossos d’Esquadra detuvieron ayer al supuesto autor del triple crimen del barrio del Eixample de Barcelona, en el que fueron asesinados en su casa dos ancianos y su nieta de 16 años. Según han informado a Efe fuentes policiales, la detención del supuesto autor del triple crimen se ha llevado a cabo esta tarde.

El crimen ocurrió el pasado 27 de enero, cuando los Mossos d’Esquadra encontraron en un piso del Eixample los cadáveres de un matrimonio de ancianos y de su nieta, de 16 años, en un escenario que sorprendió a los agentes por la brutalidad de las agresiones sufridas por las víctimas.

Según han avanzado fuentes cercanas al caso, el detenido es un hombre que había mantenido una relación sentimental con la hija de los ancianos asesinados y tía de la niña. Se trata de Alejandro Q.G., de nacionalidad española, vecino de Barcelona y con antecedentes policiales por robo, que ha sido arrestado esta tarde en la capital catalana.

El detenido permanece en dependencias policiales a la espera de pasar a disposición judicial en las próximas horas. El crimen ocurrió el pasado 27 de enero, cuando los Mossos d’Esquadra hallaron en el piso del número 287 de la calle Sardenya de Barcelona, en el barrio de Eixample, los cadáveres de un matrimonio de ancianos y de su nieta, de 16 años, en un caso que sorprendió a los agentes por la brutalidad de las agresiones sufridas por las víctimas.

Precisamente, los Mossos d’Esquadra acudieron al piso alertados por la hija del matrimonio de ancianos fallecidos, que había mantenido una relación sentimental con el hombre detenido hoy acusado del triple crimen. Desde un principio los Mossos d’Esquadra centraron las investigaciones sobre el triple asesinato en el entorno de las víctimas, aunque hasta hoy no se ha podido arrestar al supuesto autor. El juez que dirige la instrucción del caso mantiene el secreto del sumario.

Rastreado en www.lavanguardia.com

La Policía Nacional ha esclarecido en Madrid el homicidio de un hombre cuyo cadáver descuartizado fue encontrado en el maletero de un vehículo, que fue localizado el pasado mes de diciembre en un depósito municipal de la ciudad, ha informado este viernes la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Tras el análisis del cadáver, que estaba seccionado y distribuido en tres bolsas de plástico, se comprobó que presentaba dos impactos de bala.
El presunto homicida es Fabio Alberto N.C de 55 años, que cometió el crimen en su domicilio e intentó ocultar un impacto de proyectil en la pared empleando masilla, según la nota de la Jefatura.

La investigación empezó después de que el 2 de diciembre último agentes de Policía Científica hallaran un cadáver descuartizado en el maletero de un automóvil. El coche, que figuraba como sustraído, se localizó en una calle del barrio de Carabanchel y fue trasladado al depósito municipal del barrio madrileño de Vicálvaro, para ser inspeccionado por agentes de policía científica.
El cuerpo, que en un primer momento no pudo ser identificado, estaba descuartizado con los brazos y las piernas seccionados.

Tras el análisis de los restos encontrados se constató la identidad del fallecido: Milton James M.A., marido de la dueña del coche.
Las primeras pesquisas se centraron en el vehículo cuyo robo había sido denunciado por su propietaria una semana antes del hallazgo del cuerpo. La mujer también había denunciado la desaparición de su marido, al que decía no haber visto desde el 18 de noviembre.

Los investigadores se centraron en averiguar los lugares en los que había estado y las personas con las que se había relacionado la víctima los días previos a su muerte. Los agentes localizaron un domicilio, propiedad del presunto autor del homicidio, en el distrito de Villaverde. Los indicios hallados apuntaban a que en su interior se habían efectuado los disparos que causaron la muerte a la víctima.

La inspección ocular permitió comprobar que en el doble techo del pasillo estaba alojada una bala, cuyo orificio había sido tapado con masilla para intentar ocultarlo. Las características del proyectil coincidían con las encontradas en cuerpo del fallecido.

Además, en la vivienda se hallaron otros restos biológicos que han vinculado al detenido con el homicidio.

Rastreado en sdpnoticias.com

Autoridades de Texas dieron a conocer este martes que rescataron a 11 niños de una casa habitada por muchas personas incluyendo a un violador, ya que encontraron a ocho de ellos en una recámara pequeña y oscura, atados a sus camas.

Además de los niños, vivían 10 adultos en esa casa de un piso localizado en Dayton, aproximadamente 30 millas al noreste de Houston, según reveló Gwen Carter, portavoz del Departamento de Servicios de Protección Infantil. Un mes después de haber encontrado la casa, las autoridades siguen tratando de determinar qué relación tienen los niños y por qué estaban ahí, agregó. La edad de los niños oscila entre los 5 meses hasta los 11 años. Tres de ellos que tienen 5 años o más no están inscritos en la escuela, dijo Carter.

Los niños fueron rescatados después que las autoridades encontraran a dos pequeños de dos años de edad atados a una cama durante una visita que hicieron a la casa en el mes de enero, de acuerdo a un documento de la corte. Una niña de 5 años de edad que está legalmente ciega, “se encontraba atada a un colchón sucio y parecía estar aturdida”. Otro de los niños tenía un ojo morado y le falta un diente.

Los adultos comentaron a los investigadores que ataban a los niños “por seguridad” cuando dormían o cuando tomaban una siesta durante el día. Un investigador hizo notar que ninguno de los adultos considera que haya algo malo con esta situación. Dos de los niños padecen neumonía, algo que temían las autoridades, y fueron llevados a un hospital infantil. Los demás fueron trasladados a hogares que se dedican a cuidar niños.

El caso sigue bajo investigación. Mike Little, procurador de distrito del Condado Liberty informó que el próximo mes su oficina presentará el caso ante un gran jurado, pero se rehusó a mencionar a los posibles sospechosos o los cargos. “Nuestra inquietud primordial era asegurarnos que los niños estuvieran estables y a salvo”, dijo Carter.

La casa, que tiene un letrero de “No Entre” en la parte frontal, se encuentra en una subdivisión cerca de un terreno que es utilizado para labores agrícolas y ganaderas. Este martes, un triciclo y otros juguetes estaban en el patio y varios autos se encontraban estacionados en el exterior.

Las personas que salieron de la casa no quisieron hablar con los medios de comunicación que se agruparon en el exterior y otros residentes y sus parientes se negaron a hacer comentarios o no respondieron los mensajes telefónicos. Una persona que aparece en el registro en línea de Texas como ofensor sexual señaló esta casa como su domicilio. Mark E. Marsh III fue condenado en Michigan hace 15 años por tener una conducta sexual criminal con una jovencita de 15 años.

Un vecino, Wayne Hardin, dijo que nunca vio a los niños más pequeños y no tenía idea que tantas personas vivieran en la casa. Aunque solía ver ocho o más coches estacionados en el exterior, Hardin comentó que se enteró que los residentes tenían una familia numerosa. “Me quedé impactado”, comentó Hardin, quien en alguna ocasión llamó a la policía para denunciar la estridente música que salía de la casa. “No teníamos idea de lo que sucedía”.

Junto con los niños, también habitaban la casa dos adolescentes que huyeron de sus casas y robaron un coche, según informaron las autoridades. Los jóvenes, ambos de 16 años de edad, admitieron haber huido de los hogares en donde los cuidaban, haber fumado marihuana y manejar un vehículo que sabían que era robado.

Carter señaló que la casa no está registrada como un lugar en donde cuidan niños ni como guardería.

Rastreado en www.lavanguardia.com

El británico Colin Ireland, condenado por el asesinato de cinco homosexuales, falleció ayer a los 57 años en la prisión donde cumplía cadena perpetua por unas acciones que aterrorizaron a la comunidad gay de Londres en 1993.

Según la agencia de noticias Press Association (PA), que cita fuentes penitenciarias, el reo murió al parecer por causas naturales en el centro sanitario de la cárcel de Wakefield, en el condado inglés de Yorkshire. Las fuentes añadieron que, “como ocurre con todas la muertes acontecidas bajo custodia”, un órgano estatal independiente llevará a cabo una investigación.

Durante el juicio celebrado hace casi dos décadas, Ireland se declaró culpable de las muertes, entre marzo y junio de 1993, de Peter Walker, de 45 años; Christopher Dunn, de 37; Perry Bradley, de 35; Andrew Collier, de 33, y Emanuel Spiteri, de 41. En menos de diecisiete días asesinó a sus cuatro últimas víctimas, después de haber informado telefónicamente a la policía de que se disponía a matar un homosexual por semana. La Fiscalía británica presentó durante el caso evidencias de que Ireland había cometido todos los asesinatos con gran sadismo y premeditación.

El único factor común entre las cinco víctimas era su afición a las prácticas sadomasoquistas y que todos eran clientes habituales del mismo bar frecuentado por homosexuales, aunque ninguno se conocía entre sí. Todos los asesinatos los cometió partiendo el cuello a sus víctimas, tras torturarlas y estrangularlas. Con estos homicidios, Ireland, que contrajo matrimonio dos veces y no era homosexual, solo buscaba “publicidad y fama”, según confesó él mismo en los interrogatorios.